icon

OMS pide abrir las escuelas y reforzar medidas preventivas

Recientemente Nueva York anunció que cerrará los colegios y la mayoría de los cierres europeos por la segunda ola no incluyen a las escuelas. En Argentina las clases presenciales volvieron el 13 de octubre con protocolos estrictos y de a 10 alumnos.

La semana pasada UNICEF expuso que “los niños tienen más probabilidades de contraer el virus fuera del entorno escolar”. Además afirma que "las crisis anteriores nos han enseñado que cuanto más tiempo permanezcan fuera de la escuela, menos probable será que vuelvan a ella".

Las opiniones acerca del cierre de las escuelas desde principio de año son divergentes. Especialistas, organizaciones y personalidades se dividen entre quienes llaman a la reapertura y quienes consideran que deben permanecer cerradas. 

El director para Europa de la Organización Mundial de la Salud, Hans Kluge, dijo hoy que "debemos asegurar la enseñanza para nuestros hijos".

Para que tal fin no implique poner en riesgo la salud de los niños Kluge dijo que, con tan solo lograr que todos usen mascarillas, el peligro disminuye notablemente. 

Además señaló que los confinamientos son "una pérdida de recursos", sumado a que generan efectos secundarios a la salud mental y al aumento de la violencia de género, por ejemplo. 

Por su parte, un comunicado de UNESCO, UNICEF, Banco Mundial y el Programa Mundial de Alimentos sostiene que "las escuelas no sólo enseñan a los niños a leer, escribir y contar. También proporcionan servicios de nutrición, salud e higiene, servicios de salud mental y apoyo psicosocial, y reducen considerablemente el riesgo de violencia, embarazo precoz y otras amenazas".

Por otro lado, las organizaciones resaltan que "los niños más vulnerables son los más afectados por el cierre de escuelas, y las crisis anteriores nos han enseñado que cuanto más tiempo permanezcan fuera de la escuela, menos probable será que vuelvan a ella".