icon

Le dijo: ¿Te mando de un golpe a tu put* país? Y pagará 1.200 dólares de multa

En Perú el nombre de Guillermo Miranda se ha hecho casi tan popular como el del nuevo presidente Francisco Sagasti. Ha sido noticia en estos últimos días luego de insultar a un repartidor de comida venezolano. La municipalidad de Miraflores le impuso multa de 1.200 dólares por xenofobia. Ahora en las redes sociales denuncian que pretende irse del país, cuando estaría en vías de enfrentar a la Justicia.

El sujeto de Miraflores (y no precisamente Nicolás Maduro) fue multado por xenofobia. Se hizo viral un video donde Guillermo Miranda insulta a un repartidor de comida venezolano. Le pidió disculpas. Podría enfrentar cargos en la Justicia y ha trascendido que ahora trata de irse del país. Foto: Capture video

“Eres un pobre imbécil, idiota”, “estoy harto de ustedes, tengo ganas de pegarte”.

Se le escucha decir a Guillermo Miranda en un video, mientras tiene preparado el puño.

No lanza el golpe, pero tampoco duda en hacerlo y lo confiesa.

“¿Quieres que te mande de un combo (puñetazo) a tu país, hijo de puta?”.

Quien recibe los insultos es Junior Ramírez, un venezolano que trabaja como repartidor de comida rápida, quien ante la actitud agresiva de Miranda decidió grabarlo con la cámara que llevaba en su casco.

"No estaba dispuesto a perder el empleo", explicó Junior durante una entrevista televisiva.

Miranda se enfureció porque la bolsa donde iba su pedido se rompió durante el traslado. No se contuvo e insultó al delivery, quien trataba de explicarle calmado.

El video se viralizó en las redes sociales desatando una ola de indignación en Perú, no sólo por parte de venezolanos.

Multa y presunta huida

Luego, el venezolano realizó una denuncia por agresión y acto de xenofobia. Fue acompañado por personal de la Embajada de Venezuela en Perú.

Miranda se disculpó con Junior: “Yo personalmente quiero pedirte disculpas de corazón a ti, Junior Ramírez, por haberte hecho sentir tan mal, no hay razón que pueda justificar mi actitud".

No bastó.

El alcalde de Miraflores, Luis Molina, publicó en su cuenta de Twitter:

"La Municipalidad de  Miraflores procedió a sancionar con una UIT (s/ 4,300) al sujeto que agredió al repartidor de delivery, en aplicación de las Ordenanzas 437 y 480/MM. La Procuraduría Municipal pondrá en conocimiento de los hechos a la Fiscalía para los fines correspondientes".

Es decir, 1.200 dólares y podría enfrentar cargos en la Justicia.

"Condenamos la actitud del sujeto que agredió verbalmente al repartidor de delivery. Miraflores es una ciudad inclusiva y abierta a todos, en donde está prohibido todo tipo de discriminación", había publicado antes el alcalde.

Pero, algunos usuarios de la red social le pidieron otro castigo:

@cesarguevara21 (Twitter): "Su multa debe ser trabajar de repartidor un mes para que se de cuenta lo complicado que puede ser ese trabajo y que aprenda a respetar y valorar el oficio de cada persona".

Mientras tanto, @DanielTitinger advirtió sobre el siguiente paso de Miranda, el infractor.

"El señor de Miraflores (Guillermo Miranda) que agredió verbalmente a un repartidor de Rappi pretendería salir del país en un vuelo de LATAM destino a Los Ángeles".