icon

Fin de semana de G20 trabajando en una ayuda especial al FMI para algunos países

Ya es conocido que jamás un 'ladriprogre' hubiera conseguido que la Argentina se encuentre en el G20. Argentina está en el G20 por la habilidad política de Carlos Menem al aprovechar una coyuntura global. Pero ocurre una paradoja: desde que la Argentina ingresó al G20 hasta la fecha ocurrió un deterioro progresivo y profundo de la Argentina. Sus líderes apuestan por la destrucción cotidiana de su moneda (el devaluado peso). Y la Argentina es el mayor deudor del FMI. Entonces ¿la Argentina es un país pobre o la Argentina es un país rico? Sin duda, la Argentina es un país atípico entre los del G20 pero participará de un debate sobre ayuda a países en crisis en la pandemia cuando padece una situación crítica en el marco de la pandemia. 

Mohammed al-Jadaan, ministro de Finanzas de Arabia Saudí, en fin de semana del G20 clave para el FMI.

Andrew England, editor de Oriente Medio en Financial Times, informó acerca de declaraciones del ministro de Finanzas saudí, Mohammed al-Jadaan (Arabia Saudí tiene la presidencia rotativa del G20).

Mohammed al-Jadaan dijo que era "optimista" sobre el avance en el FMI de una nueva asignación de los derechos especiales de giro del fondo -DEG en español y SDR en inglés- para proporcionar inyecciones de efectivo a países con reservas de divisas en disminución.

Aquí la pregunta: ¿es alcanzable la Argentina o no a una asistencia de ese tipo?

Muy pronto

Durante la crisis financiera de 2008, el FMI emitió US$ 270.000 millones en DEG en un intento por ayudar a impulsar la resiliencia financiera de los países de bajos ingresos, que luchan con altas deudas y la caída de sus ingresos.

China y la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, han sido firmes defensores de hacer un movimiento similar en respuesta a las consecuencias económicas de la pandemia pero Donald Trump se opuso.

En abril, el secretario del Tesoro de USA, Steven Mnuchin, trató de justificar la oposición de la Administración Trump diciendo que “casi el 70% de una asignación se proporcionaría a los propios países del G20”.

No se espera que el G20 anuncie un gran avance sobre los DEG en su cumbre de este fin de semana, pero Jadaan le dijo al FT: “Soy partidario de los DEG pero necesitamos consenso y ese consenso se está construyendo. He estado hablando con el FMI y otros y encontraremos formas, con suerte pronto”.

Agregó que “definitivamente lo necesitamos para ciertos países y soy bastante optimista de que encontraremos la manera de hacerlo muy pronto... en particular a los países necesitados”.

No se han discutido montos, dijo, pero destacó que la iniciativa fue diseñada para ayudar a “países que realmente lo necesitan, no países que tienen reservas importantes, entonces creo que llegaremos a un acuerdo”.

Otra vez la pregunta: ¿es alcanzable la Argentina o no a una asistencia de ese tipo?

Banca privada

En abril, las naciones más ricas ofrecieron congelar los reembolsos de préstamos gubernamentales bilaterales para 73 países elegibles de bajos ingresos este año.

Hasta ahora, 46 gobiernos han aprovechado la iniciativa, que se ha extendido hasta junio de 2021.

La semana pasada, el G20 y el grupo de países acreedores del Club de París respaldaron un marco común para la reestructuración de la deuda caso por caso, un importante paso adelante que incluye la opción de cancelar préstamos en los casos más graves.

Jadaan dijo que la iniciativa debería utilizarse como una "herramienta de reforma estructural" para ayudar a las naciones de bajos ingresos muy endeudadas a romper el ciclo de endeudamiento insostenible, ya que el alivio estará vinculado a los programas del FMI.

Casi 40 naciones, en su mayoría africanas, vieron canceladas sus deudas a fines de la década de 1990 y principios de 2000 en el marco de la iniciativa de países pobres muy endeudados dirigida por el FMI y el Banco Mundial. 

Pero más tarde algunos se endeudaron mucho en los mercados de capitales.

"Estamos adjuntando [el alivio de la deuda] con un apoyo técnico muy claro, [un] programa del FMI, para asegurarnos de que reciban ayuda y orientación durante todo el proceso para pasar de su posición actual a una posición más sostenible", aclaró el saudí.

Se espera que los gobiernos que busquen alivio bajo la iniciativa negocien condiciones similares con los prestamistas del sector privado, lo que algunos países se han mostrado reacios a hacer debido a la preocupación de que quedarán excluidos de los mercados internacionales de capital y rebajas de calificación de riesgo.

Jadaan dijo que el G20 y las instituciones multilaterales habían estado en conversaciones con el Instituto de Finanzas Internacionales, que representa a los acreedores del sector privado, las agencias de calificación y los países deudores.

“Los países [deudores] deberán estar dispuestos a ayudarse a sí mismos. No puedes ayudar a las personas que no están dispuestas. No estamos hablando de una [cosa] maligna que se va a apoderar de sus activos, les pedimos que se sienten con las instituciones financieras más prestigiosas e importantes del mundo ”, dijo.

Añadió que los inversores privados eran "muy sofisticados en cuanto a rentabilidad y riesgo potencial".

“Es de esperar que, como inversores a largo plazo, se den cuenta de que necesitan compartir el dolor al igual que compartieron las ganancias en tiempos de crisis y necesidades globales”, dijo Jadaan.

Por 3ra. vez: ¿es alcanzable la Argentina o no a una asistencia de ese tipo?