icon

Avanza la vacuna para el herpes labial y genital

Las infecciones que provocan el herpes tipo 1 y tipo 2 duran toda la vida y no hay cura. El virus es muy contagioso y resistente a los fármacos pero hay esperanzas en el desarrollo de una vacuna, cuya investigación se publicó en la prestigiosa revista Nature. 

Se estima que el 67% de la población mundial menor a 50 años tiene el virus del herpes tipo 1, y el 13% tiene el virus del herpes tipo 2.

Las personas que han tenido herpes labial saben que es muy probable que aparezca nuevamente. Al respecto, la propia OMS dice que estas infecciones duran toda la vida debido a que no existe una cura. 


Precisamente existen dos tipos de este virus:
> Tipo 1: es el herpes labial y en algunos pocos casos también provoca herpes genital. Se trasmite principalmente por contacto de boca a boca y hay 3700 millones de personas menores de 50 años (67%) infectadas por VHS-1 a nivel global.

> Tipo 2: se transmite por vía sexual y causa herpes genital. En todo el mundo hay 491 millones de personas de 15 a 49 años (13%) infectadas por VHS-2.

En ambos casos el síntoma característico es la aparición de vesículas o úlceras dolorosas que son muy contagiosas, sobre todo cuando son sintomáticas, aunque también pueden transmitirse en ausencia de síntomas.

Las infecciones duran toda la vida y hasta el momento no hay cura, sino tratamientos antivíricos que reducen la magnitud y la frecuencia. Los más comunes son el aciclovir, el famciclovir y el valaciclovir.

Sin embargo, las úlceras suelen reactivarse a corto o mediano plazo y generan molestias e incomodidad psicosocial. 


La vacuna en proceso
A pesar de la gran incidencia del herpes y a la intensidad del problema, no existe una vacuna que lo resuelva. Esto se debe a que el virus ha desarrollado mecanismos de evasión de las respuestas inmunitarias. 

Pero un equipo de la Universidad de Nebraska-Lincoln, la Universidad de Cincinnati y la Universidad Northwestern (Estados Unidos) está en proceso de creación de una forma genéticamente editada del patógeno que no puede evadir las defensas del cuerpo.

Las pruebas ya se han realizado en animales y demostraron que la vacunación con el virus vivo puede generar una fuerte producción de anticuerpos. En efecto, tuvieron menos lesiones, menos replicación viral y fueron menos contagiosos. 

La investigación publicada en Nature y los científicos aseguraron que son muy optimistas respecto a los resultados.