icon

Huawei remata las joyas comenzando por Honor

Honor, una submarca de Huawei Consumer Business Group, fue concebida a finales de 2011 y establecida en 2013. Desde su inicio, la línea de teléfonos inteligentes ha ayudado a Huawei a competir en el universo de marcas en línea en China. Ahora Honor pasará a Shenzhen Zhixin New Information Technology Co, un consorcio de 30 agentes y distribuidores de la ciudad de Shenzhen, ciudad natal de Honor. Es consecuencia de las angustias que provoca el bloqueo dispuesto por la Administración Trump a Huawei en el intento de quitarla de la carrera por el 5G, la nueva tecnología para redes móviles.

“La venta de Honor representa una inversión impulsada por el mercado hecha para salvar la cadena industrial de Honor y el cambio de propiedad no afectará la dirección de desarrollo de la compañía”.

Honor comenzó su expansión internacional en 2014, ingresando a Malasia y Alemania como un sucedáneo de Huawei Consumer Business Group.

El modelo inicial Honor 6 vendió 20 millones de unidades en el 1er. semestre de 2015. Hacia junio de aquel año, Honor ya estaba en 74 países, incluídos Japón e India, un mercado muy especial al que le dedicó el Honor 7. Fueron días de oro para Huawei.

Con 70 millones de unidades vendidas al año, Honor se ubicó como una marca emergente, de terminales a precios económicos, enfocada en el público joven y la venta online. 

Luego, Honor comenzó a ofrecer distintas pulseras inteligentes, relojes y portátiles, ampliando su catálogo más allá de los smartphones.

Sin embargo, en 2020 Huawei vende Honor, su negocio de teléfonos inteligentes centrado en productos de gama media para consumidores más jóvenes. 

Shenzhen Zhixin New Information Technology "adquirirá todos los activos comerciales relacionados con la marca Honor", y "una vez que se complete la adquisición, Huawei no tendrá ninguna participación en la nueva empresa Honor". 
 
Shenzhen Zhixin New Information Technology es propiedad de Shenzhen Smart City Development Group Co. Ltd., subsidiaria de Shenzhen SASAC, que posee el 98,6% de las acciones, mientras que la sociedad estatal Shenzhen Assets Cooperative Development Private Equity Partnership posee el 1,4% de las acciones.

Made in USA

Huawei dice que la decisión "ha sido tomada por la cadena industrial de Honor para garantizar su propia supervivencia", luego de una "tremenda presión" y "una falta persistente de elementos técnicos necesarios para nuestro negocio de telefonía móvil".

Los productos de Honor dependen de la tecnología de Huawei, que está muy golpeada por las sanciones estadounidenses que le impiden obtener abastecimientos de proveedores indispensables en Taiwán y USA.

Con un nuevo propietario, Honor debería tener más flexibilidad para desarrollar sus productos, pudiendo contratar directamente con Qualcomm y Google.

Por ejemplo, Honor debería ser capaz de hacer uso de tecnología estadounidense.

Reuters informó a principios de noviembre que una propuesta de venta de Honor podría alcanzar los US$ 15.200 millones.

Recursos Humanos

Según el informe, después de que la marca Honor se independice de Huawei, algunos de los altos ejecutivos de Huawei se unirán a la marca Honor. 

Por ejemplo, el director de operaciones de Huawei Consumer Business, Wansao, sería el nuevo presidente, mientras que el presidente emérito, Zhao Ming, se desempeñará como director ejecutivo.

Honor también va a llevarse más de 7.000 empleados, que serán trasladados desde la sede de Huawei en Shenzhen a un nuevo espacio de oficinas en el distrito de Futian, Shenzhen Meilin New Generation Industrial Park 4.

Los empleados de la nueva compañía tendrán incentivos de capital y la compañía también está ofreciendo 2 paquetes de compensación que incluyen la recompra total de acciones y 1,7 vez el promedio de ingresos de 19 años.

Según los informes anteriores, Huawei iba a vender Honor a Digital China Group y al Gobierno de Shenzhen. Evidentemente, luego hubo un reajuste en el diseño de la desinversión.