icon

Es la hora de Elon Musk y Tesla ingresa al Gran Índice

Los orígenes del S&P 500 se remontan a 1923 cuando la empresa Standard & Poor's introdujo un índice que cubría 233 compañías. El índice, tal como se lo conoce hoy en día, fue formulado en 1957 al extenderse a las 500 compañías más grandes de USA.

En 2017 Elon Musk se propuso un logro difícilmente factible: que cuando llegara 2020 habría logrado fabricar 1 millón de vehículos eléctricos. Y lo anunció en marzo 2020.

Elon Musk consolida al fabricante de vehículos eléctricos de Silicon Valley al conocerse que Tesla estará entre las acciones que integran el índice S&P 500.

Tesla a sobrevivido a difíciles 17 años con liquidez muy ajustada y soportando el escepticismo de Wall Street (el mercado de renta variable) y Detroit (el mercado automotriz).

S&P Dow Jones Indices informó que Tesla ingres al índice el 21/12 luego de que la empresa ha publicado ganancias en los primeros 3 trimestres del año, a pesar de la pandemia que llevó a las autoridades de California a ordenar a la empresa que cerrara temporalmente su única planta de automóviles en USA.

La inclusión en el índice de referencia del mercado de valores de USA requiere una acumulación de 4 trimestres consecutivos de utilidad neta. Tesla ha sumado 5 por primera vez en su historia.

Pero hay un cambio de época: el petróleo registra un grave percance al no reelegir Donald Trump toda vez que, al igual que Barack Obama, Joe Biden adhiere al Acuerdo Climático de París y las energías renovables tendrán nuevos bríos en USA, algo fundamental para terminar de convertir los vehículos a energía eléctrica en productos masivos.

Revolución

Las ganancias de la compañía en el 3er. trimestre fueron un récord de US$ 331 millones, impulsadas por la producción de su fábrica en Shanghai, donde Tesla se beneficia de mano de obra más barata y una fuerte demanda de su automóvil Model 3. 

Ahora Tesla ha ganado espacio entre los inversores del mercado, ya no es un nicho ni una empresa de Silicon Valley muy poco rentable. 
Tesla es una revolución en la industria automotriz como actor de la carrera hacia la energía eléctrica, y la mayoría de los rivales ahora ofrecen o introducen productos rivales.

Las acciones de Tesla subieron más del 14% en las operaciones posteriores al cierre tras la noticia de que se uniría al índice. Las acciones de la empresa se han multiplicado por 4 en 2020. Es el mayor fabricante de automóviles del mundo por valoración de mercado, a pesar de producir muchos menos vehículos que Toyota Motor Corp. y Volkswagen AG.

La historia

Tesla Motors fue fundada en julio de 2003 por los ingenieros Martin Eberhard y Marc Tarpenning. 

La idea de fundar una empresa que comercializase coches eléctricos nació aquel año, cuando General Motors anunció que retiraría todas sus unidades del EV1 y los desguazó.

AC Propulsion tenía 2 equipos trabajando en el desarrollo de un prototipo eléctrico, el T-Zero; en un equipo estaban Martin Eberhard, Marc Tarpenning e Ian Wright, y en el otro equipo estaban Elon Musk y JB Straubel. 

El objetivo de crear coches impulsados por energía renovable parecía inviable por los múltiples problemas que suponía (escasa autonomía, tiempo de recarga, precio de las baterías, falta de infraestructura, y aparente falta de atractivo para los clientes, según declaró General Motors cuando abandonó su proyecto). 

Tom Gage, presidente de AC Propulsion, propuso que ambos equipos unieran fuerzas, y del dúo Elon Musk y JB Straubel pasaron al trío con Martin Eberhard para fundar Tesla Motors.

El nombre de la empresa en un tributo al inventor e ingeniero eléctrico de origen serbio Nikola Tesla.

Los siguientes 3 empleados fueron Ian Wright, Elon Musk y JB Straubel, quienes fueron nombrados co-fundadores de la compañía.
 
Elon Musk ya había fundado varias empresas, era millonario luego de la venta de sus acciones en PayPal, y había tenido la idea de desarrollar baterías para el almacenamiento de energía renovable. 

El núcleo de la empresa es la ingeniería del sistema de propulsión del vehículo eléctrico que incluye: paquete de baterías, motor, electrónica de potencia y software de control que permite que todos los componentes formen un sistema. 

El diseño modular permite reutilizar componentes en diferentes modelos de Tesla y de otros fabricantes. 

El sistema es muy compacto y contiene muchas menos piezas móviles que un motor térmico.

Tesla desarrolló patentes fundamentales para su fabricación tales como la caja de cambio de 1 marcha.​ 

Las dudas

Las empresas que componen el S&P 500 son seleccionadas por un comité, que analiza el mérito de la empresa utilizando 8 criterios primarios: capitalización bursátil, liquidez, domicilio, capital flotante, clasificación del sector, viabilidad financiera, periodo de tiempo durante el cual ha cotizado en bolsa y ser negociada en la bolsa de valores.​

Para ser agregada al índice, una empresa debe lograr:

** capitalización bursátil igual o mayor a US$ 4.000 millones,
** relación superior a 1.0 entre el monto anual en dólares negociado y la capitalización bursátil ajustada,
** volumen de acciones negociado mensualmente por lo menos de 250.000 acciones en cada uno de los 6 meses previos a la fecha de evaluación.

La inclusión en el S&P generalmente provoca un repunte para las acciones de una empresa, aunque las ganancias no necesariamente duran mucho. 

Según The Wall Street Journal, algunos analistas advirtieron que la inclusión de Tesla en el S&P traía riesgos para todo el índice. David Trainer, director ejecutivo de la firma de investigación de inversiones New Constructs y escéptico de Tesla desde hace mucho tiempo, señaló la fuerte competencia que registra Tesla en China y Europa.

"S&P está cometiendo un gran error y está agregando mucho riesgo a la baja al índice al incluir a Tesla", dijo Trainer. "Creo que la incorporación de Tesla al S&P 500 podría ser un catalizador para que muchos grandes inversores se deshagan de las acciones y obtengan ganancias".