icon

15 naciones, incluidas China, Japón y Australia, firman firman el acuerdo comercial récord

Funcionarios de 15 naciones que también incluyen a Australia, Nueva Zelanda y los 10 miembros de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (Asean) firmaron la Asociación Económica Integral Regional, o RCEP. La cumbre organizada virtualmente por Vietnam concluyó casi una década de negociaciones.

6 países de la Asean, 3 socios que no pertenecen a la Asean, deben ratificar la RCEP para que entre en vigor, dijo a la prensa el ministro de Comercio e Industria de Singapur, Chan Chun Sing. Singapur lo hará "en los próximos meses", dijo.

El pacto comercial cubre a 2.200 millones de personas con un PIB combinado de US$ 26,2 billones, dijeron que reforzará las economías debilitadas por la pandemia al reducir los aranceles, fortalecer las cadenas de suministro con reglas de origen comunes y codificar nuevas reglas de comercio electrónico.

"La finalización de las negociaciones es un mensaje contundente que afirma el papel de la Asean en el apoyo al sistema de comercio multilateral", dijo el primer ministro vietnamita, Nguyen Xuan Phuc.

El acuerdo subraya cómo la decisión de 2017 del presidente de USA, Donald Trump, de retirarse de un pacto comercial diferente de Asia Pacífico, la Asociación Transpacífica o TPP, disminuyó la capacidad de Estados Unidos para ofrecer un contrapeso a la creciente influencia económica regional de China.

Ese desafío pasará al presidente electo Joe Biden. Aún no está claro cómo abordará los acuerdos comerciales el equipo de Biden y si intentará volver a ingresar al TPP de 11 naciones.

India

Los negociadores empujaron el acuerdo después de que India sorprendiera a los participantes a fines de 2019 al abandonar el acuerdo. El primer ministro Narendra Modi dijo que se retiró por preocupaciones sobre cómo el RCEP afectaría los medios de vida de los indios, particularmente los más vulnerables. Sin embargo, a India se le permitirá volver a unirse al pacto comercial.

Malasia reconoce las dificultades que enfrenta India, dijo el primer ministro Muhyiddin Yassin en su discurso: "No obstante, deseamos expresar nuestro apoyo continuo y dar la bienvenida a su adhesión a la RCEP en el futuro".

Los beneficios

Entre los beneficios del acuerdo se incluyen la eliminación de aranceles de al menos el 92% sobre los bienes comercializados entre los países participantes, así como disposiciones más estrictas para abordar las medidas no arancelarias y mejoras en áreas como la protección de la información personal y del consumidor en línea, la transparencia y la tecnología del comercio sin papel, según un comunicado del Ministerio de Comercio e Industria de Singapur. 

También incluye procedimientos aduaneros simplificados, mientras que al menos el 65% de los sectores de servicios estarán completamente abiertos con mayores límites de participación extranjera.

De Australia a Japón pasando por Indonesia

El primer ministro de Australia, Scott Morrison, afirmó en un comunicado. “Dado que uno de cada cinco empleos australianos depende del comercio, el acuerdo RCEP será crucial a medida que Australia y la región comiencen a reconstruirse tras la pandemia de Covid-19”.

El acuerdo comercial ayudará a Indonesia a recuperarse de la pandemia y posiblemente aumentará su PIB en un 0,05% entre 2021 y 2032, dijo el ministro de Comercio, Agus Suparmanto.

Japón también está buscando que el pacto sea un catalizador para su economía posterior al coronavirus, dijo a los periodistas el ministro de Comercio japonés, Hiroshi Kajiyama.

El acuerdo hará que las exportaciones de los países participantes sean más competitivas y creará un mercado integrado para China y las naciones regionales, dijo Chan de Singapur.

“En los últimos años, ha habido varios altibajos y ciertamente no ha sido un viaje fácil”, dijo. “En un momento, las perspectivas de concluir el acuerdo se vieron sacudidas por preocupaciones geopolíticas e internas. Todos hemos tenido que hacer concesiones difíciles para hacer avanzar las negociaciones".