icon

Que alguien le avise a Larreta: la ciencia asocia espacios verdes a menor mortalidad cardiovascular

Una investigación de la Universidad de Miami demostró que las áreas con mejor calidad de aire son las que tienen mayor proporción de naturaleza. A su vez, el verdor también está asociado a menor mortalidad por enfermedades del corazón.

De acuerdo a las estadísticas del Ministerio de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad de Buenos Aires, hay 6,1 metros cuadrados de espacio verde por habitante.

El confinamiento por la pandemia de COVID-19 ha dejado al descubierto la necesidad de contar con espacios naturales para despejar la mente y evitar la sensación de encierro. 

Este requerimiento ha sido más evidente aún desde que se anunció la venta de terrenos públicos de Costanera Norte (Costa Salguero). Ante el proyecto de privatizar un potencial espacio público verde con vista al río, los ciudadanos se manifestaron en protestas y por redes sociales.

El problema resurge en un contexto en el que, de acuerdo a las estadísticas del Ministerio de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad de Buenos Aires de 2018, hay 6,1 metros cuadrados de espacio verde por habitante que incluye parques, plazas, plazoletas, canteros y jardines.

Pero no sólo sucede en capital sino en la mayoría de las urbes del país, en las que las personas ven el avance de torres y hormigón en puntos antes libres. 

Al respecto, una investigación de la Escuela de Medicina de la Universidad de Miami en Florida (Estados Unidos) demostró que en superficies con menor proporción de naturaleza se registran mayor cantidad de muertes prematuras por eventos cardiovasculares. 

El equipo liderado por el cardiólogo William Aitken analizó el verdor y de la calidad del aire con imágenes e información satelital. Luego comparó los datos con censos habitacionales y de salud del corazón.

Al comparar estas variables (más otras demográficas y de salud) concluyeron que por cada 0,10 unidades de aumento de espacios verdes, las muertes por enfermedades cardíacas disminuyeron en 13 muertes por cada 100 mil adultos. 

El doctor Aitken resaltó a NCYT que "las áreas con mejor calidad de aire tienen mayor verdor, y que tener mayor verdor está a su vez relacionado con un menor índice de muertes por enfermedades cardíacas".