icon

El café tal vez sea la respuesta que buscas si tenés acné

La cafeína está vinculada a varios problemas de salud, incluidos algunos que afectan la piel. A su vez, también suele estar asociada con el aumento del consumo de lácteos y azúcares, igualmente perjudiciales. 

Las personas propensas al acné pueden probar reduciendo la cafeína, los lácteos y el azúcar y ver si les ayuda a mejorar la piel.

El acné surge cuando la piel produce demasiado aceite y este exceso provoca que algunas células obstaculicen poros. En efecto, las bacterias naturales de la persona junto con el aceite, producen una infección e inflamación.  


Las causas originarias del problema son múltiples, pero en general tienen un gran componente hereditario. Al respecto, hay personas que no consiguen revertirlo con los tratamientos dermatológicos tradicionales y prueban restringiendo determinados alimentos. 


El café es uno de ellos, y asociado a él, la leche y el azúcar.  


A pesar que no hay evidencia concluyente de que el café cause acné directamente, sí se sabe que genera otros efectos como interferir los niveles hormonales normales.  


Por ejemplo, puede acrecentar las proporciones del cortisol, llamada la hormona del estrés. En consecuencia, genera más sebo en la piel y es posible que conduzca a nuevos brotes. La recomendación es ingerir cafeína moderadamente y lejos de las horas de sueño.  


Por otro lado, también altera los niveles de insulina y estrógeno, ambas hormonas ligadas a la propensión al acné.  

  

Leche y azúcar

Comúnmente las personas no consumen el café solo, sino con aditivos como la leche, crema y/o azúcar. Estos alimentos no solo están relacionados a una mayor tendencia a padecer acné, sino a múltiples consecuencias para la salud.  


La evidencia señala específicamente a los productos con altos índices glucémicos con un riesgo mayor de afecciones de la piel. En este sentido, se sugiere no solo disminuir el consumo de cafeína, sino probar también disminuyendo los agregados.  

  

Beneficios

Del lado opuesto a las consecuencias, el café también puede presentar algunos componentes beneficiosos. El principal son los antioxidantes, ya que previenen o retrasan el daño celular u oxidación. En general las frutas y verduras son las principales en poseer este elemento necesario para la salud.  


En síntesis, en primer lugar se recomienda a la persona con acné que consulte a un especialista. Pero lo ideal es acompañar cualquier clase de tratamiento con una alimentación equilibrada, una hidratación suficiente y descanso.  


Además, se puede probar eliminando la cafeína presente en varias bebidas y observar si hay efectos.