icon

Trabajadores de hospitales son más propensos al COVID que médicos y enfermeros

Una investigación realizada a 4 mil trabajadores del Hospital Universitario Robert Wood Johnson en Nueva Jersey demostró quienes son los que realmente están en la primera fila de batalla contra el coronavirus.

Un estudio señaló, luego de testear a todo el hospital, que el 24% de especialistas en tomas de muestra de sangre (flebotomistas), el 17% del personal de mantenimiento y limpieza, y el 17% de empleados de cocina dieron positivo de COVID o mostraron tener anticuerpos. Mientras tanto, solo el 7% de los médicos y el 9% de las enfermeras dieron positivo o tenían anticuerpos.

El personal sanitario se ha visto desafiado desde el inicio de la pandemia a trabajar frente en condiciones más riesgosas a causa la COVID-19.  


En este contexto, una investigación publicada en la revista Open Forum Infectious Diseases demostró que el personal no médico es más propenso a infectarse y a desarrollar anticuerpos que los médicos y enfermeros.  


El estudio consistió en el testeo de casi 4 mil empleados del Hospital Universitario Robert Wood Johnson en New Brunswick (Nueva Jersey, Estados Unidos) entre abril y junio.  


Del total, 13 dieron positivo y 374 tenían anticuerpos. Los porcentajes demostraron que, del total, fueron los trabajadores de apoyo los más expuestos y, por lo tanto, quienes tenían el virus o los anticuerpos fueron:  


# el 24% del personal que toma muestras de sangre (flebotomistas) 

# el 17% del personal de mantenimiento y limpieza  

# otros rubros no médicos en un 14%  

# médicos 7% 

# enfermeros 9% 


Es decir que, finalmente, es el personal no médico del hospital el grupo en mayor riesgo.  


Sin embargo, cabe destacar que la investigación no evaluó dónde se contagiaron. Por otro lado, los investigadores infirieron que posiblemente la explicación esté en que los administradores del hospital priorizaron dar equipos de mayor protección a médicos y enfermeros que al resto.  


"El riesgo para los trabajadores en entornos de atención médica con poco o ningún contacto con el paciente ha atraído relativamente poca atención hasta la fecha, pero nuestros resultados sugieren tasas de infección potencialmente altas en este grupo", dijo Emily Barrett, autora principal del estudio.