icon

Terrible Segunda Ola y Suiza necesita un nuevo bloqueo

Suiza, que ha evitado nuevas restricciones enfrenta una de las tasas de infección por coronavirus más altas del mundo. Los últimos datos de la Oficina Federal de Salud Pública muestran 1.148 casos por cada 100.000 habitantes durante las últimas 2 semanas. Las nuevas infecciones son mayores que las de USA o el Reino Unido y solo superan a la República Checa en Europa continental. En los 7 últimos, el promedio es 2.361 casos de coronavirus por cada 100.000 habitantes.

Cuando llega la Segunda Ola la respuesta desespera a quienes están cansados de aislamiento social.

La situación es particularmente difícil dado que muchos suizos consideraron que la gestión de Suiza de la primera ola fue ejemplar.

“Las cifras son simplemente alucinantes”, dijo Richard Baldwin, profesor de Economía Internacional en el Graduate Institute de Ginebra y uno de los primeros signatarios de la carta abierta. "Literalmente, en 1 mes, octubre, Suiza pasó de ser significativamente mejor que Estados Unidos a 3 veces peor".

Sin embargo, el consenso en el gobernante Consejo Federal Suizo, el ejecutivo colectivo de 7 personas que representa a 4 partidos políticos, no quiere un freno a la vida pública.

El Consejo cree que la respuesta apropiada es enfatizar fuertemente la necesidad entre los suizos de distanciamiento social: selbstverantwortung o responsabilidad propia.

Los funcionarios ahora también están hablando abiertamente de la "variante suiza" del modelo sueco.

Entonces, más de 60 destacados economistas suizos han agregado sus nombres a una carta abierta instando al gobierno a reconsiderar su estrategia de coronavirus e imponer un bloqueo a nivel nacional a medida que aumentan los casos de Covid-19 en todo el país.

Berna ha dicho en repetidas ocasiones que no tiene intención de restablecer duras restricciones a la vida pública. Pero como resultado, el rico estado alpino, con su reputación de eficiencia y orden, enfrenta una de las tasas de infección por coronavirus más altas del mundo.

Los nuevos signatarios se agregaron a la carta, publicada en línea la semana pasada, advirtiendo que la economía suiza se verá tan afectada por mantener abiertas las tiendas y restaurantes, y permitir que aumenten las infecciones, como lo sería por un segundo cierre.

"Parece haber un malentendido generalizado con respecto a la economía de Covid-19", afirmó.

El caso Suecia

Las autoridades de Suiza piensan en Suecia, que evitó un bloqueo durante la primera ola de la pandemia y, en cambio, buscó alentar a su población a desacelerar la propagación del virus con medidas más suaves y menos coercitivas.

Suiza fue uno de los primeros países de Europa en reabrir sus tiendas y restaurantes después de la primera ola, y desde finales del verano, Berna se ha centrado en intentar impulsar la economía.

"Creemos firmemente que el Consejo Federal ha tomado la decisión correcta y que esta vez es diferente a la primavera", dijo el profesor Rudolf Minsch, economista jefe de Economiesuisse, el grupo de presión empresarial de gran influencia. Economiesuisse es escuchado de cerca por el Consejo Federal, que rara vez actúa fuera de línea con los consejos del grupo.

“Esta estrategia es lo correcto para combatir esto. . . se podría decir que es un enfoque sueco adaptado ".

Los tratamientos son más eficaces, el rastreo de contactos está en su lugar y en la vida pública se están siguiendo medidas de distanciamiento social e higiene, dijo el profesor Minsch, por lo que la segunda ola puede controlarse de manera mucho más efectiva que la primera.