icon

La ola de los morosos es la pandemia que viene

Elke König, auditora alemana Directora Ejecutiva de la Junta Única de Resolución del Mecanismo Único de Resolución -pilar de la unión bancaria de la Unión Europea-, con sede en Bruselas (Bélgica), le dijo a Financial Times que en 2021 los los bancos tendrán que afrontar situaciones de mora e incobrabilidad y deben prepararse para esa adversidad. Es el rostro que aún no se ve de la pandemia.

Elke Konig, presidenta del Mecanismo Único de Resolución de bancos.

El Mecanismo Único de Resolución (MUR) es el encargado de ejecutar la Directiva de recuperación y resolución bancaria, marco legal para las situaciones de inviabilidad de entidades financieras en la Eurozona. El MUR se creó en 2014, con un Fondo Único de Resolución (FUR) que financia la reestructuración de entidades en peligro como una parte primordial del MUR a través de un acuerdo intergubernamental.

Elke König es la directora ejecutiva de la Junta Única de Resolución (JUR) del MUR, y dijo que los bancos deben preparar sus balances para el riesgo de préstamos morosos e incobrables que provocarían las consecuencias de la pandemia durante 2021. 

Ella rechazó las sugerencias del Banco Central Europeo de que la UE necesita establecer una red de "bancos malos" para gestionar los préstamos en mora (NPL) más abultados, pero advirtió que los bancos deben trabajar para separar los préstamos viables de los inviables. 

La ola que viene

La JUR se creó tras la crisis de la deuda soberana de la eurozona (Grecia, etc.) para liquidar a los bancos afectados y garantizar la estabilidad financiera. Pero estos reguladores están sopesando los riesgos de un aumento de los préstamos dudosos (en gestión y mora, y también los incobrables). 

En octubre, el principal supervisor bancario del BCE, Andrea Enria, escribió que, en un escenario "severo pero plausible", los préstamos en mora en los bancos de la eurozona podrían alcanzar a 1,4 billón de euros, muy por encima de los niveles de la crisis financiera de 2008 y la consiguiente Crisis de la deuda soberana de la UE.

En cambio, König dijo que es demasiado pronto para conocer la verdadera situación con los préstamos de recupero dudosos, porque dependerá de la recesión y la recuperación. 

Por ahora, los esquemas de garantías estatales concedidas en la pandemica, están “protegiendo” a los prestamistas, agregó.

Pero dijo que los préstamos en mora podrían comenzar a crecer en el 1er. y 2do. trimestre 2021. 

La niebla

König le dice a los bancos que “los préstamos dudosos están llegando y lo mejor que pueden hacer es abordarlos temprano.... y luego es conducir a través de la niebla ". 

La Comisión Europea presentará en diciembre sus propias propuestas para gestionar un "probable aumento" en los préstamos de recupero dudoso. 

Se especula con un mayor desarrollo de los mercados secundarios en los que se compran y venden préstamos dudosos, y reformas a los marcos de insolvencia y recuperación de la deuda. 

Desde el BCE se ha propiciado la creación de una “sociedad de gestión de activos” europea para afrontar esa situación pero König prefiere que los bancos hagan su "tarea".

Los bancos necesitan "obtener la transparencia total" de estas carteras, dijo. “Necesitan poder separar una cartera y establecer cómo les gustaría darle servicio, cuál sería su idea, cómo la manejarían”.

Ella agregó que en la crisis actual todavía había un mercado para préstamos inmobiliarios y corporativos malos. Cuando se trata de préstamos a pequeñas y medianas empresas y clientes minoristas, estos son tradicionalmente "gestionados profesionalmente por un banco como una relación continua".

También destacó que una de las herramientas disponibles para su agencia era la “separación de activos” para eliminar los préstamos incobrables de los balances de los bancos quebrados.

Pero enfatizó que el sistema de la UE para manejar los bancos en quiebra era todavía un trabajo en progreso. 

Un paso que ha pedido es la creación de una “herramienta de pre-liquidación” que le permita a su agencia intervenir antes en una crisis para salvar la parte buena de un banco, evitando la destrucción innecesaria de valor.

Esto que se ha comenzado a debatir en el 1er. Mundo resultaría importante que también se considere en el mundo no desarrollado.