icon

Erdogan cumple el sueño de muchos suegros y despide a su yerno

Berat Albayrak es el yerno y heredero del presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan. Por ese motivo su renuncia como ministro de Finanzas llama la atención más allá de las finanzas.

Berat Albayrak y Recep Tayyip Erdogan.

Berat Albayrak, yerno del presidente Erdogan, renunció a su cargo de ministro de Finanzas de Turquía utilizando el procedimiento de un posteo en la red social Instagram.

La posición de Albayrak en el corazón del círculo de Erdogan agravó el desconcierto por su decisión de renunciar: él es el yerno y heredero del presidente Recep Tayyip Erdogan.

Su salida de la Administración de su suegro expone las intrigas palaciegas en Ankara.

Albayrak renunció a su papel de ministro a cargo de la economía de Turquía el domingo 08/11 por la noche y desde entonces muchos intentan conocer el misterio de la abrupta salida.

Ahora bien, la lira de Turquía que estaba muy mal, comenzó a subir desde el inicio de la reorganización del Banco Central y la renuncia del ministro de Finanzas, reemplazado por el ex viceprimer ministro Lutfi Elvan.

Misterios

Durante más de 24 horas, no hubo confirmación oficial de su renuncia. Entonces llegó, en un mensaje de 6 párrafos, citando razones de salud.

En el interín se conoció una captura de pantalla falsa de un tweet de Albayrak que afirmaba que sus cuentas de redes sociales habían sido pirateadas y el cierre de su cuenta de Twitter arrojó dudas sobre su renuncia.

Para aumentar la confusión, también se eliminaron todos sus posteos menos una publicación en la cuenta de Twitter del Ministerio de Finanzas de mediados de septiembre.

A falta de comentarios oficiales, los canales de televisión progubernamentales y los sitios web de los periódicos ignoraron la noticia hasta el lunes 09/11 por la noche cuando la Oficina de Comunicaciones presidenciales difundió el comunicado declarando que se había aceptado la renuncia.

Final de un delfín

Albayrak asumió como ministro de Finanzas en 2018 después de casi 3 años como ministro de Energía.

Él estaba en el corazón del 'círculo rojo' de Erdogan.

De 42 años, él era motivo de especulaciones acerca de la posibilidad de que Erdogan estuviese preparando un heredero.

Él tuvo un protagonismo notable en agosto, cuando se anunció un descubrimiento significativo de las reservas de gas del Mar Negro y fue considerado una figura clave en la relación de Ankara con Donald Trump, más allá de lo institucional.

Albayrak es hijo de un amigo de Erdogan y la alianza familiar se pactó en 2004, cuando ocurrió el matrimonio con Esra, que convirtió a Albayrak en yerno de Erdogan. 

Para consolidar la relación, su hermano dirige varios medios de comunicación que financia el Gobierno o sus aliados.

Banco Central

Albayrak renunció luego de la sorpresiva destitución, en la noche del sábado 07/11 de Murat Uysal como gobernador del Banco Central de Turquia, después de 16 meses en un cargo con mandato plurianual.

Albayrak apoyó a Uysal y no fue consultado sobre su destitución, según comentó una fuente del gobernante Partido Justicia y Desarrollo de Erdogan (Partido AK), a Al Jazeera.

"La decisión de despedir a Uysal parece haber llevado al señor Albayrak al límite, pero había otros problemas subyacentes", agregó la anónima fuente.

Estos problemas incluyen la gestión de Albayrak, foco de críticas de la oposición y de los inversores internacionales.

En 2020, la lira turca ha perdido alrededor de 33% de su valor frente al dólar estadounidense: una moneda de desempeño tan malo como el peso argentino.

Turquía ha gastado unos US$ 100.000 millones de sus reservas de divisas en defensa de la moneda.

A medida que la lira se debilitó, ha avivado la inflación, que llega casi el 12%, una situación que enfureció a muchos legisladores del Partido AK, según Al Jazeera.

“Hubo mucho malestar en el partido porque la alta inflación fue el principal problema del que se ha quejado la gente y el señor Albayrak fue el foco de estas quejas”, agregó la fuente.

El sábado 07/11, el asesor presidencial Bulent Arinc, un político veterano del Partido AK, pareció criticar el manejo de la economía en una entrevista televisiva, provocando rumores de una reorganización del gabinete.

Albayrak también se enfrentó a ministros muy importantes dentro del gobierno: el ministro del Interior, Suleyman Soylu; y el ministro de Defensa, Hulusi Akar, según Berk Esen, profesor asistente de Ciencias Políticas en la Universidad Sabanci de Estambul.

Cuando Soylu renunció, a principios de 2020, Erdogan rechazó su renuncia y permanece en su puesto hoy.

"Albayrak debe haber tomado esta decisión apresuradamente, lo que significa que o está realmente estresado o que se está produciendo algún tipo de trastorno importante dentro del gobierno y no podía tomarlo", dijo Esen a Al Jazeera.

El efecto Biden

La victoria de Joe Biden en las elecciones presidenciales de USA puede haber debilitado la posición de Albayrak.

Los estrechos vínculos de Albayrak con el asesor de Trump en Medio Oriente, Jared Kushner, otro yerno presidencial, le dieron a Erdogan una puerta trasera a la Casa Blanca, algo que expiró con la victoria de Biden.

“Está en parte relacionado con eso y en parte con este juego de sillas musicales que está jugando el liderazgo turco. Está bastante claro que Albayrak ha estado en el lado perdedor desde hace algún tiempo porque realmente no ha manejado bien la economía. Tenía acceso personal a Erdogan, pero eso solo te lleva hasta cierto punto", dicen sus críticos en el oficialismo.

Esperanza

Turquía reemplazó a Albayrak con el ex viceprimer ministro Lutfi Elvan como ministro de Hacienda y Finanzas. 

Y Naci Agbal, exministro de Finanzas, es el gobernador del banco central recién instalado.

Ambos hombres se han comprometido a dar prioridad a la estabilidad de precios.

Can Selcuki, gerente general de Istanbul Economics Research, dijo que la prueba de la nueva Administración será si aumentan las tasas de interés para enfrentar la inflación, algo a lo que Erdogan se opone firmemente en los últimos años.

"El nuevo ministro de Finanzas es un tipo muy competente, pero ¿podrá realizar su trabajo de forma independiente?", se preguntó.

El analista político Ali Bakeer, con sede en Ankara, dijo que Erdogan se vio obligado a hacer cambios por la crisis económica: “Por eso cambió el director del banco central y luego vino la dimisión de Albayrak”.

Sin embargo, habiendo gastado tanto capital político en Albayrak, su partida es un gran revés para Erdogan, quien no puede olvidarse, perdió las elecciones en ciudades importantes como Estambul y Ankara durante 2019.