icon

El Patio de los Lecheros no sabe si reabrirá, ni tampoco dónde está la plata

Pese a que pudo haber reabierto en septiembre, el popular Patio de los Lecheros, en Caballito, permanece cerrado: debe sueldos y hay un aparente conflicto entre los socios. El problema ha llegado a la Legislatura porteña ante el peligro de que se pierdan 150 puestos de trabajo.

El Patio de los Lecheros es un referente en gastronomía pero permanece cerrado. Los trabajadores exigen pago de sueldos y alegan que no han podido comunicarse con el concesionario de este predio público porteño. "Nos bloquearon todos los contactos", denuncian. Foto: Télam

La complicada situación del Patio de los Lecheros, ubicado en Caballito, llegó a la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires. 

Está cerrado desde marzo y quién sabe si volverá a abrir.

El bloque del Frente de Todos presentó un pedido de informes, ante la solicitud de los empleados de este predio público, quienes denuncian que hasta están "bloqueados" y no encuentran manera de comunicarse con el concesionario.

Pero, lo que más les afecta es la falta de percepción del salario.

Hace una semana, los empleados protestaron y le dijeron a Télam: “Lo único que recibimos fueron amenazas de que nos vayamos y que no reclamemos nada. Dejaron 150 personas en la calle, sin explicación”.

Ahora, en el pedido de informes se solicita a la Legislatura "corroborar si el contrato de concesión del predio establece un canon locativo de $116.00 (...) y qué medidas ha tomado el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires para proteger el trabajo de las personas empleadas en el Patio de los Lecheros".

Destacan que "la Ciudad de Buenos Aires tiene por obligación constitucional la protección del trabajo en todas sus formas y cuenta con una Dirección General de Protección al Trabajo".

¿Qué es lo que ocurre?

Uno de los empleados contó: "Un día llegamos y nos informaron que había cambiado la seguridad de parte de Ramiro Fernández Pazos (quien estaría a cargo de la concesión) y no nos dejaron ingresar. A partir de ahí nos vimos obligados a dejar de trabajar. Teníamos que pagar proveedores, sueldos y mantener la estructura. Nosotros tenemos contratos de alquiler. Queremos seguir".

Por otro lado, Hugo Cidre, el abogado del Patio de los lecheros explicó al medio BAE Negocios: "Mi cliente es Ramiro Manuel Fernández Pazos, responsable de Inmuebles S.R.L. que tiene la concesión, pero vive en el exterior. Ramiro tiene el 80% de las acciones, el restante 20% lo tiene Emiliano Moran, quién lo administraba. Pero no sabemos dónde esta la plata y le hicimos una denuncia por administración fraudulenta". 

Y continuó: "Estamos haciendo un esfuerzo para que pueda volver a abrir pero es muy difícil. Intentamos buscar inversionistas y no hubo caso. No todos los 150 trabajadores son empleados de él, me llegaron 14 cartas documentos. Ramiro alquilaba por $37.000 por mes cada puesto y los locatarios son los que tampoco pagaron ni los sueldos ni el alquiler en la pandemia". 

"Ni se le pudo pagar al contador, que dejó de presentar los papeles y los trabajadores ni cobran ahora el ATP. Queremos abrir pero si no aparece la plata, será imposible", concluyó.