icon

Cáncer y COVID, una relación con 22 por ciento de mortalidad

A la comunidad médica argentina también le preocupa que los diagnósticos de cáncer se redujeron este año respecto a años anteriores, a raíz de las restricciones de movilidad y la consecuente falta de chequeos de rutina.

En Argentina cada año mueren 60 mil personas por cáncer y la mortalidad se ubica entre el nivel medio al alto. Además, es el quinto país del continente en el ranking de fallecimientos por estas enfermedades.

En los últimos meses los hallazgos científicos han sido claros respecto al riesgo que agregan las comorbilidades frente al virus que causa la COVID-19. 


Recientemente se publicó un meta-análisis que incluyó más de 3 mil casos y cuyos resultados arrojaron que la tasa de mortalidad por la infección en personas con cáncer es del 22,4%.  

El estudio llevado a cabo por la Universidad de Oxford comparó las conclusiones de 19 investigaciones diferentes de Europa, Estados Unidos, Asia y Canadá. Determinó que la mortalidad por coronavirus es 273 veces más alta que la del resto de personas. 

Además confirmaron que la edad es otro factor de riesgo para estos pacientes, ya que quienes también tenían más de 65 años presentaron mayores probabilidades de ingresar a terapia intensiva o de necesitar ventilación. 

La situación es más crítica para quienes atraviesan tumores malignos en el pulmón o leucemia, dado que los porcentajes de supervivencia rodean el 65%. 

La investigación se publicó en la Revista del Instituto Nacional del Cáncer del Reino Unido y los autores también llamaron a que las autoridades sanitarias de los países pongan especial atención a estas cifras. 

Recomiendan que personas con cáncer sean prioritarias en los testeos y cuando las vacunas estén listas. Asimismo llaman a recalcar las medidas preventivas.