icon

A horas del posible colapso, TikTok pide que se extienda la fecha tope de desinversión

La empresa ByteDance, propietaria de la red social TikTok, solicitó a la Justicia estadounidense una extensión de la fecha límite establecida por Donald Trump para vender su negocio en USA a Oracle y Walmart, denunciando que la obligan a acuerdo "arbitrario y caprichoso". La acusación de la Casa Blanca fue que TikTok recolectaba datos de sus usuarios estadounidenses que compartía con el Gobierno chino, algo absolutamente incomprobable, y negado por TikTok que pidió que se hicieran pruebas al respecto.

TikTok pidió a un Tribunal de Apelaciones estadounidense una revisión de las acciones del Comité de Inversión Extranjera de la Administración Trump en USA (CFIUS son sus siglas en inglés) porque no ha tenido noticias del comité en semanas sobre la fecha límite inminente para que la compañía matriz ByteDance venda activos estadounidenses por preocupaciones de seguridad nacional. El CFIUS fijó la fecha límite del 12/11 para que TikTok se deshaga de "cualquier activo o propiedad tangible o intangible, donde sea que se encuentre, utilizado para habilitar o respaldar el funcionamiento de ByteDance de la aplicación TikTok en los Estados Unidos". TikTok dice que solicitó una extensión de 30 días que estaba permitida en la orden de CFIUS, pero no ha recibido ninguna comunicación sobre el asunto. "Durante un año, TikTok se ha comprometido activamente con CFIUS de buena fe para abordar sus preocupaciones de seguridad nacional, incluso cuando no estamos de acuerdo con su evaluación", dice TikTok en un comunicado. "En los casi dos meses desde que el Presidente dio su aprobación preliminar a nuestra propuesta para satisfacer esas preocupaciones, hemos ofrecido soluciones detalladas para finalizar ese acuerdo, pero no hemos recibido comentarios sustanciales sobre nuestro amplio marco de seguridad y privacidad de datos".

ByteDance, empresa matriz china de TikTok, solicitó a un tribunal de apelaciones estadounidense un tiempo adicional para resolver una posible venta de la popular aplicación para compartir videos, citando la falta de comunicación de la Administración Trump con la fecha límite del jueves 12/11.

La petición, presentada por ByteDance Ltd. el martes 10/11 por la noche ante la Corte de Apelaciones del Circuito de Washington DC, hizo foco en que la decisión del gobierno estadounidense de forzar un acuerdo de TikTok fue "arbitraria y caprichosa" e impidió el debido proceso legal. 

ByteDance dijo que había participado de extensas discusiones con el Comité de Inversión Extranjera en USA (CFIUS) para abordar sus preocupaciones, pero que el 'feedback' se había detenido en las últimas semanas, incluso cuando se acercaba la fecha límite.

USA se ha estacionado en su argumento de que intenta evitar que los datos sobre los usuarios estadounidenses de TikTok se compartan con el gobierno autoritario de China, lo que TikTok dice que nunca haría y solicitó una verificación nunca realizada por el acusador (Donald Trump) y sus colaboradores.

El presidente ya saliente Trump emitió una orden ejecutiva en agosto indicando que TikTok debe venderse a una empresa estadounidense o será prohibida en USA.

Según un acuerdo preliminar que Trump aprobó en concepto en septiembre, Oracle Corp. y Walmart Inc. tomarían 20% combinado de TikTok Global, una nueva empresa con sede en USA que administraría el servicio global. Es una forma arbitraria de Trump de quitarle una empresa a sus legítimos accionistas con el falso argumento de la seguridad nacional, justo un mandatario que destrozó la seguridad nacional tomando decisiones equivocadas durante la pandemia.

Entre los principales puntos conflictivos en las negociaciones en curso está el tamaño de la participación que ByteDance mantendrá en TikTok, según personas familiarizadas con el asunto.

TikTok dijo que las conversaciones para completar ese acuerdo continúan.

"Seguimos comprometidos a trabajar con la administración, como lo hemos hecho todo el tiempo, para resolver los problemas que ha planteado, pero nuestro desafío legal hoy es una protección para garantizar que estas discusiones puedan tener lugar", afirmó un portavoz de TikTok.

Un juez federal en Filadelfia otorgó previamente una orden judicial preliminar contra la orden del 12/11, en una demanda presentada por tres estrellas de TikTok: el comediante Douglas Marland, la gurú de la moda Cosette Rinab y el músico Alex Chambers.

“Enfrentando nuevas solicitudes continuas y sin claridad sobre si nuestras soluciones propuestas serían aceptadas, solicitamos la extensión de 30 días que está expresamente permitida en la orden del 14/08”, informó ByteDance. 

“Hoy, con la fecha límite de CFIUS del 12 de noviembre inminente y sin una prórroga en la mano, no tenemos más remedio que presentar una petición en la corte para defender nuestros derechos y los de nuestros más de 1.500 empleados en los Estados Unidos. Seguimos comprometidos a trabajar con la Administración, como lo hemos hecho todo el tiempo, para resolver los problemas que ha planteado, pero nuestro desafío legal hoy es una protección para garantizar que estas discusiones puedan tener lugar".