icon

Un paso más cerca de la detección precoz del Alzheimer

Investigadores del BarcelonaBeta Brain Research Center descubrieron que se puede advertir la fase inicial y asintomática de la enfermedad a través del líquido cefalorraquídeo.

El Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa que comienza lentamente. Primero afecta las partes del cerebro que controlan el pensamiento, la memoria y el lenguaje, luego genera dificultades para recordar hechos recientes o nombres. Está relacionada al deterioro cognitivo leve que acrecienta los problemas de memoria.

Actualmente no existe ningún tratamiento que detenga el Alzheimer, más que algunos fármacos que retrasan por un tiempo limitado el empeoramiento de los síntomas. 

De allí la importancia de cualquier avance científico que se logre al respecto de esta enfermedad que, solo en Estados Unidos, afecta a más de 5 millones de personas.

En este caso, investigadores españoles descubrieron un bio-marcador que la detecta en la fase asintomática e inicial. Se trata de la proteína tau fosforilada, ampliamente estudiada en relación a este mal neurodegenerativo.

El centro de investigación BarcelonaBeta Brain Research Center, que se dedica a la prevención de este problema de salud y al estudio de las funciones cognitivas afectadas en el envejecimiento, analizó a una población constituida por 381 participantes, principalmente con ascendencia de personas con Alzheimer.

Descubrieron que aquella proteína es responsable de uno de los primeros síntomas no visibles externamente, cuyas alteraciones aparecen en las etapas preclínicas del Alzheimer y se pueden medir a través del líquido cefalorraquídeo.

La investigación no solo abre las posibilidades a comenzar los tratamientos de forma temprana, sino también ayudará a seleccionar participantes de investigaciones clínicas. Los resultados están disponibles en la revista científica EMBO Molecular Medicine.