icon

Estudio sugiere que la cornea no es compatible con la COVID-19

Compararon el comportamiento del SARS-CoV-2 con el virus del Zika y el del herpes simple 1. Publicaron los resultados en la revista Cell Reports. 

En el caso de la infección por herpes simple, la córnea humana requiere tratamiento de emergencia. En cuanto al Zika, también puede infectar el ojo y causar inflamación ocular. Pero no se demostró lo mismo en relación al coronavirus.

Luego de casi 8 meses de pandemia y algunos más conviviendo con el virus que causa la COVID-19, los científicos han arrojado suficiente luz para comenzar a entender el comportamiento del SARS-CoV-2, cómo se contrae, contagia e infecta al cuerpo. 


Los hallazgos son particularmente importantes para diseñar estrategias de prevención, encontrar tratamientos eficaces y crear una tantas vacunas como sean necesarias. 

Esta vez investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington descubrieron que el coronavirus no es compatible en la cornea humana. Publicaron las conclusiones en el portal Cell Reports. 

Los resultados los obtuvieron luego de exponer tejidos de corneas animales y humanas a tres virus: Zika, Herpes y SARS-CoV-2. Allí observaron que el Zika se trasmite en trasplantes entre ratones, pero no eficientemente en explantes humanos. 

Al mismo tiempo, vieron que "la infección por HSV-1 de la córnea humana requiere tratamiento de emergencia, incluida la terapia antiviral y con corticosteroides para ayudar a prevenir la opacificación de la córnea y preservar la visión".

Sin embargo el caso de la COVID-19 fue diferente ya que concluyeron que no se replica en el tejido corneal humano.

¿Cómo? Gracias al receptor de interferón tipo III expresado en el epitelio de la cornea, ya que inhibe el crecimiento viral.

De acuerdo a los autores, el descubrimiento de la investigación "puede participar de más estudios de patogénesis de enfermedades en animales, así como de terapias dirigidas al receptor del interferón III (IFN-λ). Esto eventualmente puede conducir a la administración profiláctica o terapéutica de IFN-λ para controlar la infección o para amortiguar las respuestas inmunes destructivas en la córnea".