icon

Un doble balotaje para el Senado es la clave electoral en USA

Todos ya están dirigiendo su atención a Georgia, donde habrá una doble segunda vuelta que determinará el control del Senado estadounidense. Y si el presidente electo Joe Biden tendrá mayoría en ambas cámaras del Congreso cuando comience su administración. Permanece hasta entonces en un empate, con 48 republicanos y 48 demócratas. Son 4 escaños pendientes: la 2da. vuelta de Georgia, Alaska y Carolina del Norte.

En Georgia se juega buena parte del poder inicial de Joe Biden.

Si los republicanos mantienen sus escaños en Alaska y Carolina del Norte, los demócratas tendrían que ganar los 2 escaños a desempatar en Georgia el 05/01/2021 para sumar 50 escaños en la Cámara Alta. 

Entonces estarían 50 a 50 y desempataría las votaciones la vicepresidenta electa Kamala Harris, en su papel de presidenta del Senado.

Si los demócratas no ganan la doble 2da. vuelta en Georgia, pueden quedar en minoría.

En Georgia, Joe Biden le ganó al presidente Donald Trump por unos 10.000 votos sobre un total de casi 5 millones emitidos en ese estado. 

Es el margen más estrecho en Georgia desde la Guerra Civil estadounidense, y habrá recuento. Si Biden logra ganar los 16 votos electorales de Georgia, será el 1er. candidato presidencial demócrata en ganar Georgia desde 1992.

Balotaje

La ley electoral de Georgia es diferente para los candidatos al Senado y la Cámara a la legislación vigente para Presidente. 

Si ningún candidato en esas contiendas obtiene más del 50% más un voto, los 2 que obtienen más votos, independientemente del partido, compiten en una 2da. vuelta. 

Esto sucedió con la candidatura a reelección del senador republicano David Perdue, y en la elección especial para completar el mandato del senador republicano Johnny Isakson.

Perdue, ex director ejecutivo de Dollar General Corp., se enfrenta al demócrata Jon Ossoff, un documentalista que nunca ha ocupado un cargo político. 

Y el demócrata Raphael Warnock, pastor de la Iglesia Bautista Ebenezer -del difunto Dr. Martin Luther King, en Atlanta-, apunta a derrocar a la senadora republicana Kelly Loeffler, una mujer de negocios nombrada en 2019 por el gobernador republicano de Georgia, Brian Kemp, para ocupar el puesto de Isakson.

Los señores Ossoff y Warnock han criticado al presidente Trump, mientras que Perdue y Loeffler se han aliado a Trump.

Background

Los republicanos han dominado la política de Georgia durante décadas, pero el Partido Demócrata confía en una generación de líderes más jóvenes y minorías que se mudaron al área metropolitana de Atlanta. 

Una pregunta clave es si los demócratas se presentarán a la 2da. vuelta en la misma cantidad que lo hicieron en las elecciones generales. Un estudio no partidista de la historia de la 2da. vuelta en Georgia afirma que, desde 1988, ocurrieron 7 elecciones de 2da. vuelta en el estado. Los demócratas ganaron apenas 1 de ellas... hace más de 20 años, en 1998.

Los demócratas conocen esa historia y ya trabajan duro para enero.

El comercial de Ossoff no menciona a su partido, su oponente o los señores Biden o Trump. En cambio, se compromete a trabajar para ayudar a Georgia a recuperarse de Covid-19 e invertir en infraestructura. 

El anuncio de Warnock dice así: “Raphael Warnock come pizza con tenedor y cuchillo. Raphael Warnock una vez pisó una grieta en la acera. Raphael Warnock incluso odia a los cachorros”, dice una voz en off. "Prepárate, Georgia", le dice el Sr. Warnock mirando al lente de la filmadora. "Los anuncios negativos están llegando".

Republicanos

Los estrategas republicanos predicen una pelea de US$ 200 millones por los escaños de Georgia. 

Una organización de derechos contra el aborto, la Lista Susan B. Anthony, comprometió el jueves US$ 4 millones para ayudar a la Sra. Loeffler y al Sr. Perdue. 

Algunos republicanos están presionando para que Trump encabece manifestaciones en Georgia para consolidar el voto y ayudar a recaudar dinero.

Loeffler y Perdue ya llegaron a Twitter en busca de donaciones. "Si no ganamos el 5 de enero, Chuck Schumer, Bernie Sanders y Elizabeth Warren obtendrán el control del Senado y podrán acelerar su agenda socialista radical", dijo Loeffler en un tuit. "Estados Unidos simplemente no puede permitirse que eso suceda".