icon

Gran Bretaña y la UE en busca de un acuerdo comercial cerca de la fecha límite

Gran Bretaña y la Unión Europea se reunieron hoy 9/11 en busca de un avance en las estancadas conversaciones comerciales, muy cerca de la fecha límite para llegar a un acuerdo post-brexit.

El jefe negociante de la UE, Michel Barnier, se reunirá con su homólogo británico, David Frost, en Londres, luego de que ambas partes señalaran el poco tiempo que les queda para arreglar las diferencias.

Reunión de los negociadores del Brexit en busca de una solución y de un acuerdo comercial.

Barnier dijo vía Twitter que estaba "feliz de estar de vuelta en Londres hoy, redoblando nuestros esfuerzos para llegar a un acuerdo sobre la futura asociación (UE-Reino Unido)".

Aunque el primer ministro Boris Johnson dijo el domingo que un acuerdo "está por llegar" antes de la fecha límite de las dos partes de mediados de noviembre, siguen existiendo obstáculos sobre los derechos de pesca y las reglas de competencia. Además de eso, la controvertida legislación del gobierno de Johnson amenaza con descarrilar un acuerdo.

Johnson hizo enojar a la UE con un proyecto de ley que no cumple con partes del acuerdo de retirada que es legalmente vinculante y que permitió la salida de Gran Bretaña del bloque en enero. La Ley de mercado interior otorga al Reino Unido el poder de anular secciones del acuerdo que tratan del comercio de Irlanda del Norte.

El Reino Unido reconoce que el proyecto de ley viola el derecho internacional, y la legislación ha sido condenada por la UE, el presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, y decenas de legisladores británicos, incluidos muchos del Partido Conservador de Johnson.

Hoy, la cámara alta del Parlamento, la Cámara de los Lores, borrará de la legislación las cláusulas que infringen la ley. El gobierno dice que los restaurará cuando el proyecto de ley regrese a la Cámara de los Comunes en las próximas semanas.

Dice que el proyecto de ley es necesario como póliza de seguro para garantizar un comercio fluido entre todas las partes del Reino Unido, sin importar lo que suceda con el comercio entre el Reino Unido y la UE después del Brexit.

"Cualquier enmienda será considerada cuando regresen a la Cámara de los Comunes, pero consideramos que estas cláusulas son una red de seguridad vital", dijo hoy el portavoz del primer ministro, James Slack.