icon

El fantasma de otra cepa agita Dinamarca pero no es sencillo matar a todos los visones

Una nueva variante del coronavirus que se origina en visones infectados en Dinamarca, que se ha denominado 'Clúster 5', amenaza descarrillar todo el esfuerzo por conseguir una vacuna contra covid-19. El gobierno danés ha implementado un cierre inmediato de 7 municipios en el norte de Jutlandia mientras el State Serum Institute ha revelado que hay más de una variante en general del 'Clúster 5'. El Reino Unido fue el país más cercano a Dinamarca y que más rápido reaccionó restrigiendo todo vínculo y aplicando una cuarentena estricta de 2 semanas para toda persona que viaje desde Dinamarca. 

Henrik Nordgaard Hansen y Ann-Mona Kulsoe Larsen tuvieron que sacrificar su rebaño de visones el 6 de noviembre. Foto: Mads Claus Rasmussen / Ritzau Scanpix / AFP

La transmisión del coronavirus de visones a humanos no significa necesariamente que la enfermedad se vuelva más peligrosa, pero los científicos están en guardia a causa del asombroso anuncio de Dinamarca de su población de visones contagiados.

Las medidas fueron extremas. La primera ministra danesa, Mette Frederiksen, informó que más de 15 millones de visones fueron sacrificados luego de que una variante del virus SARS-Cov-2 se había transmitido de los animales a un número indefinido de personas (primero dijeron 12 ahora están diciendo 90).

Pero no es tan sencillo. Parece difícil para el gobierno reunir la mayoría de tres cuartos en el Folketing (Parlamento), que requiere para procesar en forma urgente un proyecto de ley que allanará el camino para la matanza de todos los visones en Dinamarca.

Después de que quedó claro que no hay base legal para la decisión del gobierno, ahora intenta con una ley urgente obtener dicha base legal.

Pero el presidente del Partido Liberal, Jakob Ellemann-Jensen, no se encuentra convencido de que su partido deba votar por esto, a lo que los otros partidos ya se han vuelto en contra.

Debate

El gobierno presentará el martes 10/11 un proyecto de ley, que debe tramitarse con urgencia para que se establezca la base legal lo antes posible y sacrificar a los visones.

No existe base legal para exigir la matanza de visones sanos en granjas a más de 7,8 kilómetros de una granja infectada.

Se requiere un apoyo de 75% de los votos en el Folketing para darle trámite urgente a un proyecto de ley: 3 de cada 4 miembros.

El liberal Jakob Ellemann-Jensen envió un correo electrónico a los miembros del Partido Liberal el lunes 09/11 por la mañana titulado: "Detengan el enfoque autoritario del gobierno". 

El texto contradice el correo del domingo por la noche al grupo parlamentario del Partido Liberal.

Ahoroa se afirma: "El gobierno les adeuda a los daneses, y en particular a los muchos daneses de la industria del visón, respuestas a las críticas que ha provocado esta decisión de gran alcance de cerrar una empresa en Dinamarca".

Ellemann no quiere apoyar la legislación urgente del gobierno, que permitiría sacrificar, en forma preventiva, a los visones sanos.

Así, el presidente liberal cuestiona una conclusión del Statens Serum Institut, que asesora al gobierno sobre el coronavirus.

"La cría continua de visones durante una epidemia de covid-19 en curso representa un riesgo significativo para la salud pública, incluida la capacidad de prevenir el covid-19 con vacunas", escribió SSI.

Más daneses se infectarán con corona si hay granjas de visones en el país, estima SSI.

Al mismo tiempo, las granjas de visones son un llamado 'reservorio de virus', lo que aumenta el riesgo de que se produzcan nuevas mutaciones de virus, contra las cuales las vacunas no brindan una protección óptima, escribió SSI.

Para el bloque legislativo, las afirmaciones de  SSI son extremas y no tienen sustento científico.

Nueva cepa

El gran interrogante es si la nueva cepa puede hacer fracasar / postergar los esfuerzos por encontrar una vacuna contra covid-19.

Coronavirus como el que surgió en China a fines de 2019 mutan en forma constante y las nuevas variantes no son necesariamente peores que las anteriores, dicen los científicos.
 
Hasta ahora, ningún estudio ha demostrado que las variantes más nuevas del SARS-Cov-2 sean más contagiosas o peligrosas que sus predecesoras.
   
Y la contaminación de visones tampoco es nueva, ya que los criadores de varios países, incluidos Países Bajos, España, Suecia y USA ya informaron casos.
   
"Según la información de las autoridades danesas, este virus no es ni más patógeno ni más virulento", dijo a AFP el especialista Gilles Salvat, de la agencia sanitaria francesa Anses.
   
Sin embargo, existe la preocupación de que una variante "emerja como un 2do. virus y domine a la población", anotó.
   
“Dar con una vacuna para una cepa ya es complicado, y si tenemos que hacerlo para 4 o 6 cepas, es aún más complicado”, explicó Salvat.
   
Reino Unido

Con la creciente preocupación con respecto a los informes llegados desde Dinamarca, el Reino Unido ha sido el primero en actuar, estableciendo una cuarentena de 2 semanas y eliminando a Dinamarca como corredor de viaje.

Luego, se endureció el protocolo y rige una prohibición de ingreso de viajeros de Dinamarca. A los barcos, aviones y conductores de carga se les ha dicho que no pueden aterrizar, atracar o viajar al país.

La prohibición se aplicará inicialmente durante 7 días, momento en el que se considerará la necesidad de una prórroga. Como uno de los mercados más importantes de Dinamarca, la noticia fue un duro golpe para la industria danesa.

“No tiene precedentes durante la pandemia que los británicos hayan sido tan duros con otro país. Ni siquiera China se vio afectada por restricciones tan severas”, explicó Tinne Hjersing Knudsen, corresponsal británica del diario RD.

“Al principio del brote de coronavirus, el gobierno británico recibió duras críticas por no tomar medidas contra los casos de infección que provenían del extranjero, por lo que quizás exista una necesidad política de demostrar que están adoptando una línea dura aquí”, sostuvo Knudsen.