icon

Complicada Turquía mientras Azerbaiyán anuncia éxito militar que Armenia niega

El presidente azerí, Ilham Aliyev, dijo que sus tropas habían tomado Shusha, la ciudad más grande N°2 de Nagorno-Karabaj. Armenia lo desmintió de inmediato. Pero dicen que crece la preocupación del lado armenio. Azerbaiyán promete luchar 'hasta el final' mientras la guerra de Nagorno-Karabaj hace estragos, y a la vez la lira turca se desploma. Turquía es el soporte de Azerbaiyán, y la complicación de su economía también podría impactar en el conflicto.

Feroces bombardeos entre azeríes y armenios.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, reemplazó al gobernador del Banco Central con un exministro de Finanzas después de que una sucesión de caídas de la lira que conduce a otra crisis monetaria que ratifica que Erdogan vive en una huida hacia adelante.

Murat Uysal tenía apenas 16 meses de su mandato de 4 años al frente del Banco y fue destituido por decreto presidencial, sin explicaciones.

Uysal había resistido las críticas de los inversores por recortar las tasas de interés incluso cuando la moneda perdió, en 2020, más del 30% de su valor frente al dólar.

Pero Uysal estaba haciendo una concesión a Erdogan, quien ha exigido que el banco mantenga las tasas bajas para estimular el crecimiento económico, a pesar de una inflación de 2 dígitos.

El Banco bajó su tasa testigo de 24% a 8,25% en 2020 pero en septiembre, cambió de rumbo y la elevó en 200 puntos básicos por el derrumbe de la lira.

Uysal será reemplazado por Naci Agbal, quien se desempeñó como ministro de Finanzas de Erdogan entre 2015 y 2018 y ahora era el jefe de la Oficina de Presupuesto presidencial.

La destitución durante la noche de un gobernador del banco central obligó a recordar el despido en julio de 2019 del predecesor de Uysal, Murat Cetinkaya, a quien Erdogan cuestionó por no reducir las altas tasas de interés que habían ayudado a apuntalar la lira luego del shock cambiario en 2018.

El tema de fondo

El político opositor Ali Babacan dijo: "La operación de la noche a la mañana para destituir al gobernador del banco central es un reflejo de un mal gobierno".

Ex viceprimer ministro que desertó del partido de Erdogan y creó su propio movimiento, Babacan agregó: "No puedes escapar de tu responsabilidad echando la culpa a un burócrata que no hizo nada más que lo que le dijiste".

Agbal, el nuevo gobernador, se ganó la reputación de tecnócrata competente cuando él fue ministro de Finanzas entre 2015 y 2018. Pero, al igual que su predecesor, es posible que tenga que lidiar con un intervencionista, Erdogan, que cuestiona la teoría económica dominante de que la inflación se combate mejor reduciendo la oferta monetaria con tasas de interés más altas. 

Los analistas cuestionaron si la cercanía de Agbal con Erdogan —es un afiliado al gobernante Partido Justicia y Desarrollo— le daría la influencia necesaria para desafiar las opiniones poco ortodoxas del Presidente sobre política monetaria.

En 2019, ante una caída en los índices de aprobación y una serie de derrotas electorales en las elecciones municipales, Erdogan se comprometió a abrir el grifo del crédito para recrear el consumo de los primeros años en el podere (ya lleva 18).

Alentados a tomar préstamos baratos, las empresas y los hogares derrocharon el dinero en productos importados, el turismo se hundió con el covid-19, y el Banco Central agotó sus reservar tapando los agujeros.

Agbal enfrentará una prueba de credibilidad el 19/11, cuando el Banco Central realizará su próxima reunión de política monetaria: ¿Qué decisiones tomará? 

Azerbaiyán

Erdogan, en medio de una crisis económica permanente, multiplica sus frentes de conflicto en el exterior: Libia, Siria y ahora a favor de Azerbaiyán contra Armenia por el control de de Nagorno-Karabaj.

Hay coincidencia en que dificilmente Azerbaiyán hubiera reiniciado el conflicto si no fuese por el apoyo de Erdogan.

A propósito: el presidente azerí, Ilham Aliyev, dijo el domingo 08/11 que sus tropas habían ocupado Shusha, la localidad más grande N°1 del territorio de Nagorno-Karabaj.

"Con gran orgullo y alegría, les informo que la ciudad de Shusha ha sido liberada", dijo Aliyev en un discurso televisado a la nación.

Aliyev dijo que el 08/11 “pasaría a la historia del pueblo azerbaiyano” como el día en que “regresamos a Shusha”.

Azerbaiyán reivindica la propiedad de Nagorno-Karabaj, cuya población es totalmente armenia.

Los funcionarios armenios rechazaron la afirmación de Aliyev, e informaron que continúan los "intensos combates" por la ciudad.

La ciudad y las áreas circundantes han sido testigos de feroces combates en los últimos días, ya que las fuerzas azerbaiyanas buscan obtener más avances 6 semanas después del reinicio de los enfrentamientos en Nagorno-Karabaj.

De confirmarse el anuncio de Aliyev, sería una gran victoria estratégica azerí sobre los separatistas de etnia armenia.

Shusha para los azeríes es Shushi por los armenios, y tiene una importancia cultural y estratégica para ambos lados y se encuentra a 15 km al sur de la ciudad más grande del enclave, Stepanakert.

Al menos 1.000 personas han muerto en casi 6 semanas de enfrentamientos en Nagorno-Karabaj y sus alrededores.

Poco antes del anuncio de Aliyev, el gobierno armenio dijo en Twitter que “continúan los enfrentamientos intensos y decisivos para Shushi” y calificó la toma de la ciudad como “una quimera inalcanzable para Azerbaiyán”.

"Durante la noche, el combate más feroz se ha desarrollado en las cercanías de Shushi", dijo la portavoz del Ministerio de Defensa de Armenia, Shushan Stepanyan. "A pesar de la gran destrucción, la ciudad fortaleza soporta los golpes del adversario".

Aliyev prometió continuar la lucha hasta que Armenia se retire del territorio.