icon

Ganan los demócratas pero aumentan las mujeres pro-vida en el Capitolio

El Partido Demócrata ganó las elecciones presidenciales en USA pero el Partido Republicano hizo una gran elección, y eso se refleja no sólo en la cantidad de gobernadores sino en que los demócratas no pudieron arrasar en el Legislativo. Hay otra demostración del resultado del comicio: los republicanos duplicaron el número de mujeres en la Cámara de Representantes, lo que provocó que el bloque pro-vida en la Cámara Baja obtuvo 13 nuevas integrantes y la reelección de 11 mujeres pro-vida en la Cámara, integrando un bloque de 24. Es cierto que fue una tendencia general: 107 mujeres fueron elegidas para la Cámara en 2020, superando el récord anterior de 102, en 2018. Pero sin duda tendrá consecuencias.

Nancy Ruth Mace es la legisladora de Carolina del Sur por el Distrito 99 que ahora ganó un escaño para la Cámara de Representantes federal, llegando a Washington DC como líder del movimiento pro-vida. Antes, fue la 1ra. mujer que se graduó (Administración de Empresas) en The Citadel, la universidad militar superior de USA.

Todos los representantes pro-vida elegidos son republicanos, y muchos dicen que su posición sobre el aborto se deriva de su fe cristiana, recordó Megan Fowler en Christianity Today.

Con mujeres pro-vida compitiendo en 8 estados donde todavía no hay resultados finales, el bloque aún podría crecer.

“Estos logros son un repudio al extremismo del aborto y una evidencia más de que la vida es un tema ganador en la política”, dijo Marjorie Dannenfelser, presidenta de organización de financiación pro-vida 'Susan B. Anthony List' (SBA), en un comunicado celebrando el aumento de mujeres elegidas pro-vida.

La Lista de la SBA se remonta a marzo de 1992 cuando Rachel MacNair, directora de Feminists for Life (Feministas por la Vida), vio en el programa de TV '60 minutos' que la heredera de IBM, Ellen Malcolm, y otras personas estaban financiando la campaña del grupo demócrata por los derechos del aborto EMILY's List. 

MacNair, socióloga y psicóloga activista por la paz y cuáquera antiabortista, decidió organizar la Lista SBA para contrarrestar la Lista de EMILY, proporcionando financiación de campaña a las candidatas antiaborto, y así 15 grupos antiaborto formaron una organización paraguas, la Coalición Nacional de Mujeres para la Vida (NWCL), que adoptó una declaración conjunta antiaborto el 3 de abril de 1992.​

Susan B. Anthony fue un ícono del feminismo estadounidense, y MacNair y sus aliadas explicaron que no era abortista, es decir que se podía ser feminista y pro-vida.

En 2020, 7 de las 13 mujeres pro-vida que ya ganaron escaños en la nueva Cámara de Representantes en USA, se los quitaron a demócratas, incluida Nancy Mace, quien derrotó a Joe Cunningham en el 1er Distrito Congresional de Carolina del Sur.

Mace, una madre soltera de 42 años de edad con 2 hijos, se convertirá ahora en la primera mujer republicana en representar al 1er. Distrito en el Congreso. 

Mace mencionó en su plataforma electoral que ella cree que el derecho a la vida es "un regalo de Dios".

Diana Harshbarger, farmacéutica de Kingsport, Tennessee, obtuvo el 76% de los votos en el 1er. distrito del Congreso de Tennessee. Ella se desempeñó como maestra de escuela dominical durante 25 años y, según el sitio web de su campaña, mantiene una posición pro-vida resultado de su fe evangélica.

En uno de los anuncios de su campaña, Harshbarger dice: “Jesús es el Señor, y su luz llena nuestras vidas, incluso a través del caos. Incluso si nuestro vecino nos ataca, su mano y nuestra fe nos guiarán a la salvación".

Mary Miller, la nueva representante del Distrito 15 del Congreso de Illinois, dijo: "Mi familia y mi fe en Dios siempre son lo primero". Ella se ha desempeñado como maestra de escuela dominical y voluntaria de la escuela bíblica de vacaciones, y asiste a la iglesia cristiana de Oakland, en Illinois.

La representante electa de Florida, Kat Cammack, quien se convertirá en la mujer republicana más joven en la Cámara, a los 32 años, obtuvo el apoyo de bautistas, metodistas, mormones y católicos en su distrito cuando lanzó una Coalición Fe y Pro-Vida. 

“Como mujer joven, millennial y pro-vida, tengo la oportunidad única de involucrarme con mi generación y los más jóvenes sobre la importancia de luchar por los no nacidos”, dijo Cammack.

Con los demócratas manteniendo el control de la Cámara, Tobias dijo que era poco probable que los representantes provida pudieran promover una legislación que restrinja el aborto, pero está "emocionada" de ver que más líderes opuestos al aborto llegan al Capitolio.

En el Senado de los Estados Unidos, 3 mujeres pro-vida ganaron la reelección: Cynthia Lummis, de Wyoming; Joni Ernst, de Iowa; y Shelley Moore Capito, de Virginia Occidental. 

Kelly Loeffler, de Georgia, va a un balotaje en enero.