icon

Lo que hay que saber para lograr la mejor higiene bucal

Más allá de la obligatoriedad temporal del uso de barbijos y tapabocas, la sonrisa es la carta de presentación de una persona. Cuidarla y sacarle provecho es posible con hábitos simples y cotidianos. 

Una de las claves para tener dientes sanos es la higiene que realiza el profesional odontológico, ya que solo de esa forma se pueden eliminar partículas a las que no accede el cepillo, sarro, entre otras.

En el contexto actual de pandemia, es muy probable que el uso constante de cubrebocas y barbijos haya relegado la atención que la sonrisa merece. 


Además, como en otros momentos de crisis, posiblemente aumentó la incidencia de bruxismo y lesiones de dientes causadas por el estrés y la carga emocional que las circunstancias generan.  


Por eso, hoy más que nunca es importante saber que la limpieza bucal consta de dos grandes caras: la cotidiana en el hogar y la odontológica.  


En cuanto a la primera, se aconseja que sea tres veces al día durante aproximadamente dos minutos cada vez. No es necesario ejercer presión sino con leves movimientos circulares cubrir toda la dentadura.  


En general se recomienda que los cepillos sean de cerdas suaves y pequeños para que lleguen a todas las zonas, y que la pasta ocupe un tercio o menos del cepillo para que no genere espuma excesiva.  


Sobre la segunda, es particularmente necesaria para eliminar partículas acumuladas, sarro y para prevenir el empeoramiento de manchas 

 

Recomendaciones:  

> Cepillar los dientes diariamente, tres veces después de cada comida durante dos minutos. 

> Usar cepillos que se adecúen a la dentadura para no desgastar el esmalte y la raíz de los dientes. 

> Usar enjuague bucal sin alcohol e hilo dental después del cepillado, preferentemente por la noche. 

> El cepillo se debe cambiar cada tres o cuatro meses. 

> En caso de personas fumadoras, la limpieza dental y los controles odontológicos deben realizarse con mayor frecuencia no solo por el sarro y las manchas, sino también por otro tipo de problemas como el cáncer bucal.