icon

El pedido de aumento salarial en la pandemia

Muy oportuno en contenido de la web de FastCompany, rompiendo la agenda enfocada y casi extenuante del resultado electoral en USA. Hay algunas ideas interesantes a tener en cuenta.

Karen Coffey, consultora de ejecutivos.

La nota de Stephanie Vozza en FastCompany en verdad es una entrevista a la consultora y coach Karen Coffey. Es para el mercado laboral estadounidense, siempre más dinámico que el argentino. Y Coffey trabaja para empleados jerárquicos, o sea su enfoque es desde ese lado del mostrador. Pero algunos conceptos pueden permitir reflexionar

La conclusión puede ser algo idealista, para algunos, pero para todos será muy interesante "Pedir un aumento ahora no es una cuestión de tiempo; se trata de estrategia. Nunca es un mal momento para pedir un aumento si estás contribuyendo y si lo haces de la manera correcta."

1.  No a todas las empresas les va bien y hay despidos y suspensiones. ¿Hay posibilidad para hablar de un aumento? Coffey: “No asuma que la empresa está teniendo problemas. No es un mal momento para todas las empresas".

2. Pero antes de pedir un aumento, Coffey sugiere hacer una autoevaluación: Preguntarse '¿Merezco un aumento? ¿He cumplido con todos los estándares y expectativas?'

3. "Antes de entrar corriendo a la oficina del jefe con una cantidad (o porcentaje) en mente, hay preguntas pertinentes: ¿Qué está buscando la empresa? ¿Cómo le va a la empresa y qué necesita? ¿Cómo puedo aportar a resolver ese desafío? Esta última respuesta es clave y debe ser el eje del diálogo.

4. Una vez que Ud. comience a responder a lo que la empresa necesita, realice un seguimiento de sus actividades y resultados durante los próximos 30 a 60 días.

5. “Envíe un informe una vez a la semana con una nota que comparta lo que se le ocurrió o hizo”, dice Coffey. “Es tu forma de decir: 'Te escuché y te hago saber que estoy buscando soluciones y tomando medidas'. Este paso está demostrando su valía".

6. Si está trabajando de forma remota, enviar el informe es vital, ya que su jefe no podrá observar todo lo que está haciendo. Importante: “Envíe viñetas (frases), no párrafos, especialmente si su jefe está muy ocupado. Si tienen preguntas, se comunicarán contigo. Habla en el lenguaje de los resultados".

7. Una vez que tenga un historial de 30 a 60 días y haya logrado algo de tracción en lo que la empresa necesita, pregúntele a su jefe si tiene un minuto para discutir algo con usted: “No les diga que está pidiendo un aumento. Una vez que pueda sentarse, resuma lo que ha hecho durante los últimos 30 a 60 días. Luego, cuantifique lo que ha hecho. Por ejemplo, cómo su tarea ahorra dinero a la empresa o permite retener un cliente o generar nuevos negocios o contratar a un nuevo recurso clave. Luego, adjunte un número si es posible. Siempre será una fracción del beneficio logrado para la empresa.

8. El jefe puede decir "no", o puede decir que es un mal momento. Coffey dice que, de todos modos, usted habrá abierto una negociación. Si lo rechazan, sugiere preguntar por los pasos que debe seguir para pasar al siguiente nivel.