icon

Enfermeros llegan a casa de Larreta por la tarde, y no para merendar

Los enfermeros cambiaron de estrategia en medio de la protesta que mantienen para ser reconocidos como profesionales. Este jueves, harán una caravana y ruidazo en casa de Horacio Rodríguez Larreta, jefe de Gobierno porteño. Además, anunciaron un paro de actividades para el 20 y 21 de noviembre. "La enfermería está rabiosa", advirtieron.

La molestia en enfermería aumenta. Ya anuncian un paro de actividades los días 20 y 21 de noviembre; antes, protestarán este jueves en casa del jefe de Gobierno porteño. Foto: Télam

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, no tendrá una tarde tranquila.

Hoy, los enfermeros harán una caravana y ruidazo frente a la casa de Larreta, en reclamo del "reconocimiento a la carrera profesional y aumento de salarios".

Así lo informaron, trabajadores y trabajadoras nucleados en la Asociación de Licenciados en Enfermería (ALE).

La protesta comenzará a las 16 con una concentración en Plaza Francia y desde allí marcharán por Avenida Del Libertador hacia la calle Tagle, en el barrio de Recoleta.

Carolina Cáceres, enfermera del Hospital Tornú, precisó a Télam: "Desde hace 20 años venimos presentando proyectos y petitorios para intentar conseguir el reconocimiento profesional de la enfermería", pero todavía no lo logran.

“Las empresas privadas hacen lobby para evitar que la enfermería sea reconocida porque eso cortaría con la precarización (...) y las autoridades porteñas no dan una solución", reclamó.

Además, confirmó que las medidas de protesta no se quedarán en la caravana y ruidazo. Anuncian un paro.

"El 20 y 21 de este mes vamos a realizar un parazo de 48 horas. Nos vamos a movilizar, y vamos a acampar en la Plaza de Mayo”, aseguró Cáceres.

Vale destacar que, en 2018 se aprobó la Ley porteña N° 6.305 que enumera a los profesionales que se desempeñan en el Sistema Público de Salud de la Ciudad de Buenos Aires, son 24 profesiones universitarias, pero los licenciados en enfermería no fueron incluidos.

Ahora, en plena pandemia, intensifican su reclamo, también por salarios justos.