icon

QAnon consigue su primer escaño en la Cámara Baja

QAnon es una peligrosa corriente del 'trumpismo' que alienta, desde una visión conspirativa de los acontecimientos expresada en internet, enfoques extremos de todo, y que aprueba inclusive la violencia en la política. QAnon acaba de ganar su primer representante en la historia estadounidense.

Marjorie Taylor Greene recibe la felicitación de Donald Trump.

QAnon obtuvo su primera victoria política nacional cuando Marjorie Taylor Greene, partidaria de la 'teoría de la conspiración' pro-Donald Trump, ganó 1 escaño en la Cámara de Representantes por Georgia, llevando al Capitolio a un movimiento en línea que ha inspirado la violencia en el mundo real y ha sido calificado como una potencial amenaza de terrorismo nacional por el FBI.

Marjorie Taylor Greene es una empresaria republicana, ganadora en el distrito 14 del Congreso de Georgia, sin competidores. El rival demócrata se había retirado en septiembre.

La futura congresista ha acumulado declaraciones racistas e intolerantes y un firme apoyo a QAnon pese a que el FBI ha identificado el movimiento como una potencial amenaza de terrorismo doméstico.

Los funcionarios republicanos habían denunciado inicialmente a Greene después de que aparecieran videos de ella haciendo declaraciones antimusulmanas, antisemitas y racistas. 

Por ejemplo, videos argumentando que se debería prohibir a los musulmanes servir en el gobierno estadounidense, comparando Black Lives Matter con el Ku Klux Klan y promoviendo falsedades antisemitas sobre George Soros.

Aún así, durante las primarias, la campaña de Greene recibió el apoyo de grupos relacionados con Mark Meadows, el jefe de gabinete de la Casa Blanca, el presidente de la junta del prominente centro de estudios conservador Heritage Foundation y numerosos mega donantes republicanos.

Greene no es la única candidata de QAnon en las listas republicanas. Más bien hay una docena de candidatos republicanos al Congreso (algunas estimaciones elevan el número a 20) que expresan su apoyo a QAnon y su creencia infundada de que el presidente Trump está luchando contra una camarilla de demócratas satanistas que abusan sexualmente de niños y burocratas estatales que buscan la dominación global. 

QAnon (abreviación de Q-Anónimo) es una de las principales teorías de la conspiración de la extrema derecha estadounidense.

"No se puede ser un partido nacional exitoso y al mismo tiempo vender teorías de conspiración", dijo en una entrevista Alex Conant, un consultor republicano que ha supervisado la estrategia de comunicación en las campañas presidenciales y del Senado. Conant expresa a los republicanos tradicionales que no quieren a la horda de bárbaros que avanza de la mano de Trump.

Es probable que el futuro de QAnon dependa entonces de cuán profundamente se haya infiltrado el movimiento en el partido y de si el establishment republicano podría recuperar a los seguidores de la teoría de la conspiración, de ninguna manera una certeza. 

QAnon presenta al Presidente como una especie de dios-emperador y pinta a gran parte de la vieja guardia republicana casi como demócratas.

Durante una 2da. vuelta de las primarias de agosto, Greene se enfrentó a John Cowan, un conservador pro-Trump que se opone al aborto. 

Después de su victoria, los líderes y funcionarios electos de todo el Partido Republicano han abrazado en gran medida a Greene. 

Más allá del círculo de Trump, la mayoría de los líderes republicanos han hecho poco para detener la propagación de QAnon dentro de sus filas. En todo caso, algunos líderes del partido, desesperados por mantener su control sobre el Senado y no perder más terreno en la Cámara, en ocasiones han accedido en silencio al ascenso de QAnon.