icon

Ayda: El milagro de las 91 horas en Turquía

Ayda es el tercer milagro.  Estuvo sepultada bajo los escombros por 91 horas. Fue evacuada en medio de aplausos. La tragedia no le quitó su ternura, así saludaba a la cámara, aún con su ojito hinchado, aún golpeada por el temblor de magnitud 7.

"Después de haber oído su voz, empezamos a excavar. Mi colega Ahmet vio una mano a través de un pequeño agujero, y cuando lo agrandamos vimos el rostro de Ayda", contó uno de los rescatistas. Foto: @RTErdogan (Twitter)

Un temblor, 105 muertos, 1.000 heridos y 3 milagros.

Primero fue una niña de 3 años, luego otra de 14 años,  rescatadas entre los escombros de dos edificios derrumbados en Esmirna.

El milagro más reciente es Ayda Gezgin , una niña de 4 años que estuvo sepultada bajo los escombros y rescatada cuatro días después del terremoto, en el oeste de Turquía.

Ahora, la conocen como el milagro de las 91 horas. No es para menos.

"Hemos asistido a un milagro 91 horas después. Los rescatistas han recuperado a Ayda con vida", indicó el alcalde Tunc Soyer, en Twitter.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, lo denominó "un milagro que se llama Ayda".

"Tus ojos sonrientes nos han dado una nueva esperanza", publicó en su cuenta de Twitter, acompañado por un video en el que se veía a la niña saludando, aún golpeada.

La evacuación

"Después de haber oído su voz, empezamos a excavar. Mi colega Ahmet vio una mano a través de un pequeño agujero, y cuando lo agrandamos vimos el rostro de Ayda", contó un rescatista.

La niña fue envuelta en una manta de supervivencia de aluminio.

La evacuaron en una camilla y luego fue trasladada a un hospital por los equipos de la agencia de gestión de emergencias y desastres (AFAD).

Los rescatistas estimaron que la pequeña sobrevivió porque quedó atrapada entre dos electrodomésticos.

"No sufrió impacto, estaba en este hueco entre los aparatos electrodomésticos, Cuando le pregunté si estaba bien, me pidió 'ayran'. Le encanta el 'ayran'", afirmó otro rescatista.

La pequeña quería kofte y ayran, un plato de carne turco y una bebida a base de yogur, muy popular en Turquía.

"La alegría que hemos sentido es indescriptible", declararon luego del milagro.