icon

Europa vuelve a la cuarentena

Europa está endureciendo las restricciones, comenzando con un cierre parcial en Alemania, mientras las autoridades de todo el continente, buscan frenar el aumento de casos de coronavirus, que amenaza con colapsar el sistema médico en los países.

La eurozona volvió a endurecer las restricciones contra el Covid-19.

Gran Bretaña y Austria harán lo mismo más adelante en la semana, cerrando restaurantes, bares y tiendas no esenciales. Italia, Grecia y Kosovo también anunciaron nuevas medidas. En algunos lugares, las nuevas reglas, que varían en rigor, están provocando protestas violentas de personas frustradas por tener que renunciar una vez más a sus libertades.

Pero en muchos, los expertos dicen que deberían haber venido hace semanas, un reflejo del equilibrio cada vez más difícil que muchos países están luchando por lograr entre controlar el virus e impulsar las economías ya dañadas.

"Somos conscientes de la frustración, la sensación de pérdida, el cansancio de los ciudadanos, también de la ira que se manifiesta en estos días, por los ciudadanos que se encuentran viviendo con nuevos límites a su libertad personal", dijo el primer ministro italiano Giuseppe. Conte, mientras defendía la decisión de su gobierno de ordenar nuevas medidas.

Las restricciones han ido subiendo en cantidad lentamente durante semanas en muchos países europeos, pero los casos de virus, a su vez, también. Sin embargo, hubo una señal de esperanza en Bélgica, donde un destacado virólogo dijo que "el tren de alta velocidad se está acelerando un poco".

En general, Europa ha visto más de 250.000 muertes confirmadas relacionadas con el virus, según un recuento de la Universidad Johns Hopkins. Los expertos dicen que las cifras de casos y muertes subestiman el verdadero número de víctimas de la pandemia debido a casos perdidos, pruebas limitadas y otras razones.