icon

La obsesión de Beijing por controlar todo puede atentar contra Ant Group

A China le seduce el control. Está en la esencia del Partido Comunista Chino, con o sin Revolución Cultural. Sólo cambiaron las formas. El Estado no sólo debe ser omnipresente sino también omnisciente. El concepto reaparece con la convocatoria a Beijing de Jack Ma Yun, el muy exitoso emprendedor de Alibaba, y que ahora prepara la mayor salida a Bolsa: el fintech Ant Group, que puede superar a la empresa estatal petrolera Saudi Aramco. A Chine le preocupa los medios de pago y la banca electrónica digital, capaz de escapar al control del Banco Popular de China. Por lo tanto, en vez de admirar el éxito de Ant Group, los burócratas chinos llamaron a Jack Ma a que explique el modelo y lo condicionaron, aún a riesgo de poner en aprietos la megaoperación de salida a Bolsa tan bien preparada por el emprendedor. Pero hay algo muy grave acerca de lo que deberían meditar las autoridades del PCCh tan afectas a planes quinquenales: la banca china convencional es frágil, lenta, quizás perezosa, con riesgos de insolvencia en muchos casos, y eso es culpa de la superintendencia del Banco Popular de China. La banca digital naciente en China se muestra mucho más creativa, eficiente y dinámica. ¿Por su éxito posible eso hay que regularla, frenarla, castigarla?

No sólo la Reserva Federal tiene terror tanto a las Fintech como a las criptomonedas. El Banco Popular de China quiere poner límite anticipado a la capitalización bursátil de Ant Group, no vaya a ser que tenga éxito....

El siguiente texto fue publicado por Global Times, un diario del Partido Comunista Chino, a través del grupo Diario del Pueblo (aunque, si sirve de algo, en Occidente varios bancos centrales van por igual camino, temerosos de que su monopolio sea erosionado):

Las principales autoridades reguladoras financieras de China convocaron el lunes 02/11 a Jack Ma Yun, el controlador verdadero de Ant Group, y el presidente del gigante fintech chino, antes de su doble cotización récord en Shanghai y Hong Kong.

El Banco Popular de China (PBC), la Comisión Reguladora de Banca y Seguros de China (CBIRC), la Comisión Reguladora de Valores de China (CSRC) y la Administración Estatal de Cambio de Divisas convocaron a Ma; al presidente del Grupo Ant, Jing Xiandong; y a su CEO, Hu Xiaoming; según una publicación en el sitio web de CSRC el lunes por la noche. La publicación no proporcionó una razón para la convocatoria.

Ant Group continuará defendiendo "la innovación segura, adoptará la supervisión, servirá a la economía real, la apertura y el beneficio mutuo", al tiempo que mejorará sus servicios financieros inclusivos y respaldará el desarrollo económico y de los medios de vida, informó el gigante fintech el lunes por la noche en respuesta a la convocatoria. 

Sin embargo, la inesperada convocatoria regulatoria le recordó al mercado los controvertidos comentarios de Ma en la Cumbre del Bund, en Shanghai, a fines de octubre.

Al describir a los bancos tradicionales como que operan con una mentalidad de "casa de empeño", el fundador de Alibaba criticó a las autoridades reguladoras financieras mundiales por sofocar la innovación e instó a la búsqueda de un sistema en China que se adapte al desarrollo fintech.

La declaración nocturna se produjo cuando los principales reguladores del mercado publicaron el lunes propuestas para regulaciones estrictas del sector de préstamos personales en línea en rápido crecimiento en China.

Según las propuestas publicadas por PBC y CBIRC, los préstamos concedidos a una sola persona no pueden superar los 300.000 yuanes (US$ 44.850) y los préstamos a una entidad o empresa u organización no pueden superar 1 millón de yuanes. 

Las empresas que buscan realizar negocios de préstamos en línea también deberán cumplir con altos requisitos regulatorios, incluida la aprobación por parte de las autoridades reguladoras bancarias del Consejo de Estado, según la propuesta.

La autoridad está buscando comentarios públicos hasta el 02/12.

El domingo, un periódico financiero de PBC (Banco Popular de China o People's Bank of China) también publicó un artículo sobre "los riesgos potenciales y la regulación de las grandes empresas de Internet que ingresan al sector financiero", escrito por un académico veterano.

La nota dice que empresas de tecnología como Alibaba, Tencent, Baidu y JD.com han estado creciendo rápidamente y continúan penetrando y desarrollándose en el campo financiero, lo que ha cambiado la ecología del sector de servicios financieros de China y ha jugado un papel positivo en algunos sectores como industrias pequeñas y minoristas. 

Sin embargo, señaló que estas firmas también traen problemas como "monopolio, competencia desleal" y sus "límites de productos y negocios son difusos".

El contenido afirma que las grandes empresas de Internet también plantean riesgos sistemáticos potenciales, y señala que estas empresas son "demasiado grandes para quebrar". Señaló específicamente a Ant Group, diciendo que si una vez ocurre una exposición de riesgo, causará una infección de riesgo grave. Señaló que Ant Group tiene más de 1.000 millones de usuarios individuales y 118 billones de transacciones de pago digital junto con su lista pendiente que se espera que rompa los registros de OPI (oferta pública a inversores).

Una gran parte del mercado al que sirven las grandes empresas de Internet son usuarios "de cola larga", que a menudo carecen de conocimientos financieros profesionales y capacidad de toma de decisiones de inversión y podrían ser fácilmente influenciados por sus pares. Por lo tanto, los cambios masivos del mercado podrían causar un comportamiento irracional y evolucionar hacia riesgos sistémicos, enfatizó el artículo que suena a alarma.

Las ofertas financieras intersectoriales de los titanes de Internet también abogan por más alertas sobre los riesgos potenciales asociados con su solidez de fintech, que se suman a su cobertura de Internet de gran alcance, modelos de negocios y algoritmos similares, avivan las preocupaciones sobre los riesgos financieros que se convierten rápidamente en riesgos sistémicos.

"Acelerar la construcción y mejora del marco regulatorio para las empresas de Internet a gran escala es inminente", se lee en la historia, y agrega que China debe perfeccionar su sistema regulatorio, fortalecer la gestión de datos y desarrollar tecnología regulatoria para mejorar las capacidades de identificación, prevención y eliminación de riesgos.

"Es necesario y oportuno lanzar un nuevo método regulatorio para guiar y supervisar mejor el desarrollo de estas empresas de alta tecnología", dijo Liu Dingding, un analista de tecnología independiente, al Global Times el lunes, señalando que los reguladores deberían encontrar un equilibrio proporcionando un buen entorno para su crecimiento, al tiempo que evita que estas empresas se desarrollen "fuera de control".

El momento de la convocatoria tiene a algunos inversores preocupados de que pueda afectar la recaudación de US$ 34.400 millones de Ant Group.

Se espera que su cotización en Hong Kong comience el jueves, mientras que aún no se ha anunciado la fecha para su cotización en el mercado STAR, de Shanghai.

Había grandes esperanzas de que las ofertas, cientos de veces sobre suscriptas por los inversores, dieran como resultado primas lucrativas en su debut. 

No obstante, la convocatoria llevó a algunos inversores minoristas a temer que, en el peor de los casos, sus acciones cayeran por debajo del precio de la oferta pública. La oferta de Ant Group en Shanghai tiene un precio de 68,8 yuanes cada una.

"Es menos probable que la convocatoria marque el debut de las acciones", dijo un inversionista individual que tuvo la suerte de ganar la oferta en línea por una unidad o 500 acciones de Ant Group al Global Times."