icon

Canadá abre sus puertas a 1,2 millón de inmigrantes

El ministro de inmigración de Canadá, Marco Mendicino, dice que tienen un plan para cubrir la escasez de mano de obra e impulsar la economía de Canadá. Por lo tanto, avanzarán en un objetivo de atraer a más de 1,2 millones de inmigrantes en 3 años.

Justin Trudeau, 1er. ministro de Canadá.

Canadá espera atraer más de 1,2 millón de nuevos inmigrantes durante los próximos 3 años, anunció el ministro federal de Inmigración, Marco Mendicino. El país intenta llenar los vacíos existentes en su mercado laboral e impulsar la economía, ambos duramente afectados por la pandemia de covid-19.

En declaraciones a los periodistas en la capital, Ottawa, el ministro Mendicino, dijo que el gobierno federal tiene como objetivo aceptar 401.000 nuevos residentes permanentes en 2021, 411.000 nuevos residentes en 2022 y 421.000 nuevos residentes en 2023.

Canadá necesita más trabajadores, dijo el funcionario, "y la inmigración es la forma de lograrlo. Antes de la pandemia, el objetivo de nuestro gobierno de impulsar la economía a través de la inmigración era ambicioso. Ahora es simplemente vital”.

Robert Falconer, investigador de políticas de inmigración y refugiados de la Escuela de Políticas Públicas de la Universidad de Calgary, tuiteó que si el gobierno cumple con sus objetivos, los próximos 3 años serán "los años más altos registrados desde 1911".

En un aviso que describe los detalles de su plan, Ottawa dijo que tiene como objetivo dar la bienvenida a 232.500 recién llegados de la clase económica de inmigrantes en 2021, así como a 103.500 familiares de personas que ya están en Canadá, 59.500 refugiados y otras personas protegidas. Otras 5.500 personas serán aceptadas por motivos humanitarios.

El sistema de inmigración de Canadá se ha mantenido durante mucho tiempo como un modelo, ya que históricamente ha traído trabajadores calificados, así como refugiados e individuos que buscan reunirse con familiares que ya se encuentran en el país.

El país cerró sus fronteras a la mayoría de los inmigrantes en marzo debido al covid-19. Hasta agosto, había asentado a 128.425 recién llegados, informó la agencia de noticias Reuters, menos de la mitad del objetivo de 341.000 personas que se había fijado para 2020.

La pandemia de covid-19 también ha sometido a un mayor escrutinio las flagrantes desigualdades y los problemas de larga data con el sistema de inmigración de Canadá.

Muchos solicitantes de asilo y refugiados enfrentan malas condiciones de trabajo, mientras que varias industrias clave en Canadá, como la atención médica, el procesamiento de alimentos y la agricultura, dependen de trabajadores cuyo precario estatus migratorio los coloca en riesgo de abuso.

En los últimos meses ha crecido un movimiento que exige que Canadá otorgue un estatus migratorio permanente para estos trabajadores de primera línea, muchos de los cuales están trabajando en condiciones que los ponen en riesgo de contraer covid-19.

En medio de esa presión, el gobierno federal anunció planes a principios de este año para regularizar el estado de un segmento reducido de estos trabajadores -solicitantes de asilo que trabajan en trabajos específicos de salud- que los políticos apodaron "ángeles de la guarda".

Sin embargo, algunas estimaciones sitúan el número de trabajadores elegibles para esa vía hacia la residencia en alrededor de 1.000 personas, mucho más bajo que el número total de trabajadores con estatus no permanente en Canadá.

Los inmigrantes son fundamentales para nuestro sector de la salud y representan 1 de cada 4 que trabaja en nuestros hospitales y hogares de atención a largo plazo”, dijo Mendicinos. “Ya sea que hayan estado cuidando a nuestros más vulnerables o poniendo comida en nuestras mesas, los recién llegados han desempeñado un papel enorme en nuestra respuesta al covid-19”.

La economía

La economía canadiense creció 1,2% en agosto, el 4to. mes de aumento consecutivo después de las caídas que se registraron en marzo y abril en medio de los cierres de la actividad económica debido a la pandemia. Esta cifra registrada en agosto fue inferior a la expansión del 3,1% observada en julio.

Aunque modesto, este incremento en agosto es ligeramente más elevado que las proyecciones elaboradas por los analistas, según demostraron este viernes los datos presentados por el Departamento de Estadísticas de Canadá, aunque se esperaba que el ritmo de crecimiento disminuya en septiembre.

Los analistas esperaban un crecimiento del 0,9% en agosto. En una estimación preliminar, Estadísticas de Canadá espera que el PIB real aumente un 0,7% en septiembre, con incrementos observados en los sectores manufacturero y público, así como en la minería y la extracción de petróleo y gas.

15 de los 20 sectores industriales de Canadá registraron incrementos en agosto y 2 se mantuvieron sin cambios, dijo Estadísticas de Canadá. El sector productor de bienes registró un aumento del 0,5%, mientras que el sector productor de servicios creció 1,5%.

"La buena noticia es que la economía de Canadá continuó mejorando tanto en agosto como en septiembre", dijo Royce Mendes, economista principal de la institución financiera CIBC Capital Markets, en una nota, añadiendo que el optimismo se vería compensado por una menor estimación de septiembre.

Covid-19

En respuesta al anuncio, la Alianza de Trabajadores Migrantes para el Cambio, un grupo de defensa, dijo que el gobierno debería establecer “un sistema de inmigración de un solo nivel” que garantice el estatus de todos los migrantes.

Cientos de organizaciones en todo Canadá han respaldado esa demanda y un día de acción nacional está programado para el 01/11.

Todos los migrantes, refugiados e indocumentados en el país deben ser regularizados y recibir un estatus migratorio completo ahora sin excepción. Todos los migrantes que lleguen en el futuro deben hacerlo con estatus migratorio pleno y permanente”, dicen los grupos en una carta abierta.

Canadá ha sido afectado por covid-19, reportando más de 232.000 casos y al menos 10.000 muertes atribuidas al virus desde que comenzó la pandemia.

Más temprano el viernes 30/10, el principal funcionario de salud pública del país instó a los canadienses a reducir sus contactos con otras personas en al menos un 25% para detener la 2da. ola de la pandemia.

"Para doblar la curva de la epidemia y reducir la transmisión a niveles de amantes ... realmente debemos reducir nuestro número de contactos tanto como sea posible", dijo Theresa Tam, según lo informado por CBC News.