icon

Inminente cambio de gabinete y un diálogo no revelado

Hay rumores en la Argentina que obligan a una reinterpretación de muchas de las noticias difundidas durante las horas recientes, en especial a partir del texto de Cristina Fernández de Kirchner difundido horas atrás. También aparece una fragilidad excesiva frente a los comentarios de los medios de comunicación.

Una historia no contada aún sobre los acontecimientos argentinos.

Cristina Fernández de Kirchner estuvo 14 días aislada a causa de que un contacto estrecho fue diagnosticado positivo luego de un hisopado según el estándar que impone el covid-19.


La ausencia de CFK provocó los rumores sobre su lejanía de Alberto Fernández, dicen quienes insisten en minimizar las diferencias dentro del Frente de Todos.

Son los mismos que afirman que entre Sergio Massa y Máximo Kirchner persisten las coincidencias.

Durante esa ausencia, sin embargo, afirman que ocurrieron diálogos entre CFK y el Presidente de la Nación, y ella mencionó la performance defectuosa del gabinete de ministros.

Este relato, que hacen funcionarios del Ejecutivo Nacional, afirma que el Presidente estuvo de acuerdo con lo que señaló la vicepresidenta de la Nación.

Sin embargo, Alberto Fernández le habría apuntado a CFK: "Pero si cambio ahora el gabinete, voy a aparecer cediendo ante Clarín y La Nación".

El Presidente se refirió así a los 2 multimedios con quienes el Frente de Todos sostiene una intensa batalla informativa, que también adquiere un trasfondo económico a través de la asignación o no de la publicidad estatal, un flujo que en días de Alberto Fernández tiene preferencias bien diferentes a los de Mauricio Macri.

No es posible precisar si Alberto Fernández le respondió así a Cristina Fernández para detener nuevos comentarios acerca del cambio del gabinete de ministros o si el Presidente realmente ha comprendido el bajo desempeño de numerosos colaboradores.

El relato continúa así: "Ella le dijo a Alberto "Tenés razón, es cierto" y luego de algunos instantes le agregó "Yo te voy a ayudar" y así nació un agregado al texto que ella preparaba".

Si este relato fuese cierto, Cristina Fernández habría liberado a Alberto Fernández de la presión de sus críticos en los medios de comunicación para ejecutar los cambios necesarios.

Ahora bien, también se estaría concluyendo que hay una dependencia extrema de los funcionarios acerca de los comentarios que surgen en los medios de comunicación, algo que revela cierta fragilidad institucional muy llamativa, que se imaginaba superada en el caso de políticos de gran experiencia.

Pero la conclusión es que habrá cambio de gabinete. Y esa situación ha ingresado en cuenta regresiva.

Esta crónica de los acontecimientos es el que circula en el gobierno argentino y era necesario que se conociera.