icon

Repsol se despide de Ecuador y vende sus activos a la canadiense New Stratus Energy

La multinacional energética y petroquímica española Repsol vende sus activos en Ecuador a una empresa canadiense, después de casi 20 años de actividad allí. New Stratus Energy es la empresa que está negociando adquirir los activos de Repsol en el este de Ecuador.

Josu Jon Imaz es el sucesor de Antonio Brufau como CEO de Repsol. Brufau quedó como presidente y la operación la cedió al químico Imaz, ex N°1 del Partido Nacionalista Vasco, que integra la coalición que sostiene a Pedro Sánchez en el Gobierno español.

Repsol registró pérdidas de 2.578 millones de euros hasta septiembre, frente a los 1.466 millones conseguidos en el mismo período de 2019. No obstante, la empresa supera las expectativas de los analistas en el 3er. trimestre: el consenso de Bloomberg auguraba unas pérdidas de 31 millones y la compañía gana 7 millones; en términos ajustados ingresa 196 millones en los primeros 9 meses.

La petrolera Repsol intenta avanzar hacia activos renovables y en Chile ya prepara -en sociedad con el Grupo Ibereólica Renovables- 3 parques eólicos y 2 plantas fotovoltaicas con una capacidad de 1.600 MW a completar en 2025 y los 2.600 MW en 2030. La planta fotovoltaica y eje vertebrador del proyecto ha superado el análisis de impacto ambiental.

El objetivo es construir 5 proyectos renovables en Chile en el próximo lustro: 3 eólicos y 2 fotovoltaicos. 

En ese contexto, se tomó la decisión de salir de Ecuador, transfiriendo su producción de energía no renovable. Por ahora, se trata de una participación indirecta del 35% de los contratos de servicio para los bloques 16 y 67, en la provincia de Orellana, y la participación indirecta del 29,66% en Oleoducto de Crudos Pesados Ecuador (OCP).

Con esta venta de activos en Ecuador, Repsol saldrá del país sudamericano donde estuvo presente durante casi 20 años. Su plan estratégico 2025 prevé abandonar los países y activos en los que tiene menos márgenes o expectativas de ganancia. Ya salió de Rumanía, Angola y Papúa Nueva Guinea.

Canadá

La empresa compradora en Ecuador tiene su sede en Canadá y es dirigida por el venezolano José Francisco Arata, quien fue presidente hasta 2015 de la petrolera colombiana Pacific Rubiales. Ya firmó con Repsol una carta de intenciones que fue enviada al Ministerio de Energía y Recursos Naturales No Renovables de Ecuador.

En este documento se indica que New Stratus se compromete a proporcionar a Repsol un pago de US$ 5 millones en 2 cuotas. Sin embargo, se señala que podrían darse pagos adicionales si ocurriera una extensión del término de los contratos de servicio, una posibilidad que haría llegar el monto hasta los 10,1 millones de euros.

Los bloques de Repsol en los que está interesada New Stratus Energy producen cerca de 10.362 barriles de petróleo por día, según indica el sitio web de la oficina de Repsol.

El crudo de campos de la provincia de Orellana se transporta al cantón Lago Agrio a través de un oleoducto subterráneo que tiene 120 kilómetros de longitud y que fue construido por Repsol.

Antes de completarse la transacción, New Stratus Energy y Repsol deben completar varios procesos, como la aprobación del acuerdo por parte de las autoridades reguladoras ecuatorianas.

José Francisco Arata indicó que "este acuerdo es parte de la estrategia de la corporación para fortalecer su presencia en las cuencas geológicas subandinas enfocándose en proyectos con capacidad de producción e investigación existente".