icon

¿Cuánto perderá Europa? El BCE dice que en diciembre recién podría aumentar el estímulo y la economía sufre

Si bien el Banco Central Europeo dijo que no fortalecería el estímulo económico actual, afirmó que se podría llegar a un aumento del mismo en diciembre, cuando tendrá lugar la reunión del organismo, debido a que los riesgos aumentan por la segunda ola de casos de Covid-19, y las restricciones a la actividad amenazan la economía europea. La directora del BCE, Christine Lagarde, dijo hoy 29/10 que los datos recientes muestran que la economía "está perdiendo impulso más rápidamente que lo que se esperaba" y que ha habido un claro deterioro en las perspectivas a corto plazo.

Christine Lagarde, directora del BCE, habla en una conferencia sobre las políticas económicas que tendrá el banco a futuro.

Esta promesa del BCE llega de una manera inusual, en medio de un párrafo introductorio en la declaración regular sobre compras de bonos y puntos de referencia de intereses. El banco aseguró que evaluará la dinámica de la pandemia y las perspectivas de lanzamiento de vacunas, así también como nuevas estimaciones del personal sobre inflación y crecimiento.

Esto llevaría a una reevaluación completa de las perspectivas económicas en la reunión del 10 de diciembre. La declaración prosiguió: "Sobre la base de esta evaluación actualizada, el Consejo de Gobierno recalibrará sus instrumentos, según corresponda, para responder a la situación actual".

Christine dijo luego que el personal ya está trabajando para la recalibración y que está analizando con su equipo la situación con el conjunto de herramientas políticas del banco, como tasas de interés, compra de bonos, préstamos baratos a los bancos, etcétera.

El BCE no modificó su programa de compra de bonos de emergencia para la pandemia de 1,35 billones (1,58 billones de dólares), que filtra dinero recién creado en la economía para mantener el flujo de crédito hacia las compañías y promover la actividad económica. Esas compras regulares están programadas para mediados del 2021. Los analistas creen que esa es una de las razones por las que el banco se mantiene firme, ya que todavía hay muchos estímulos en trámite.

Ahora, el objetivo clave del banco es aumentar la inflación hacia su objetivo que está por debajo del 2%. Este es el mejor nivel considerado para la economía de la eurozona. La inflación fue de menos del 0,3% en septiembre, como resultado de medidas temporales como recorte de impuestos al valor agregado en Alemania, pero a su vez debido a una demanda débil.

El problema es que para el 10 de diciembre falta un mes y medio, y las empresas están sufriendo por demás en la eurozona. Muchas empresas ya cerraron y las que se mantienen a flote están hundiéndose de a poco. Hace falta que el estímulo fiscal llegue para que no terminen por derrumbarse.