icon

Bayer dice que el futuro es la terapia génica y muestra la chequera

La empresa alemana Bayer compra la empresa de terapia génica Asklepios BioPharmaceutical (AskBio) pagando US$ 4.000 millones. Hay que sobrevivir a las demandas judiciales por los transgénicos (Roundup) y al impacto del coronavirus en la economía cerrada.

La terapia génica es una técnica experimental para tratar enfermedades mediante la alteración del material genético del paciente. Con mucha frecuencia, la terapia génica consiste en la introducción de una copia sana de un gen defectuoso en las células del paciente.

Bayer anunció que pagaría hasta US$ 4.000 millones por la firma biotecnológica estadounidense Asklepios BioPharmaceutical Inc. para fortalecer el brazo de fabricación de medicamentos de la compañía alemana, mientras Bayer continúa recuperándose de la adquisición del gigante de cultivos Monsanto.

Es un acuerdo muy interesante porque Bayer paga ahora US$ 2.000 millones y los otros US$ 2.000 millones dependen de éxitos futuros, en una apuesta por la terapia génica de vanguardia.

Estas terapias suponen que se inserta un gen funcional para contrarrestar los efectos de una enfermedad causada por un gen faltante o defectuoso.

AskBio fue cofundada por Richard Jude Samulski, pionero en el uso de los virus adenoasociados como vehículos para reemplazar un gen defectuoso con un gen sano. 

En 2016, debe recordarse, Pfizer Inc. compró Bamboo Therapeutics Inc. para impulsar su presencia en el tratamiento de enfermedades raras.

AskBio tiene terapias en fases tempranas de desarrollo clínico para tratar afecciones como la enfermedad de Pompe, la enfermedad de Parkinson y la insuficiencia cardíaca congestiva.

Volver a las fuentes

Es la mayor adquisición farmacéutica de la compañía alemana desde la compra de su rival nacional Schering AG, en 2006.

Y es un regreso al origen del negocio porque Bayer es conocido como inventor de la aspirina, no por Monsanto, un problema que se compró en 2018.

El acuerdo por US$ 63.000 millones con Monsanto apuntó a buscar otra fuente de ingresos grande y de rápido crecimiento pero desde entonces Bayer ingresó a una sucesión de batallas legales sobre si los herbicidas Roundup causan cáncer, situación que impacta en sus ingresos y ha derribado el precio de las acciones aún cuando Bayer dice que Roundup es seguro.

Complicado

En septiembre, Bayer sorprendió a los inversores advirtiendo que la pandemia de coronavirus afectaría su negocio agrícola con más fuerza de lo esperado. 
En tanto, los reveses para resolver las demandas de Roundup suman US$ 10.900 millones.

El tema de Monsanto provoca ya muchas dudas, según Ruth Bender en The Wall Street Journal.

Otro tema es la cartera de medicamentos: 2 de los medicamentos más vendidos -un anticoagulante y un fármaco ocular- perderán la protección de patente en 2024.

A los analistas les preocupa que Bayer no tenga suficientes productos nuevos prometedores en su línea de investigación y desarrollo. Esto sorprende porque en su presentación en la Argentina, sus directivos regionales hicieron foco en 4 productos oncológicos en desarrollo.

Stefan Oelrich, director ejecutivo de la rama farmacéutica de Bayer, dijo que es demasiado pronto para predecir cuántas ventas podrían generar los tratamientos AskBio pero que espera que ayude a Bayer a construir una posición de liderazgo en la terapia génica. 

Esta área de tratamiento ha ido ganando impulso después de los reveses ocurridos durante las primeras pruebas en humanos en la década de 1990, cuando varios pacientes murieron.