icon

Subte: El tren que descarriló era de 1963 y ahora piden cuentas

Pudo haber sido peor, tratándose de un tren que desde hace 20 años tenía que estar fuera de circulación, advirtieron Metrodelegados. Por suerte, el incidente ocurrido en la Línea E del Subte, la semana pasada, no dejó víctimas, pero sí desnudó las deficiencias y la "desinversión". Legisladores del Frente de Todos piden a la Legislatura rendir cuentas y que se renueve la flota.

Cecilia Segura, legisladora: “Desde el Frente de Todos acompañamos el reclamo de los Metrodelegados e instamos a Metrovías, a SBASE y al Gobierno de la Ciudad a que realicen las inversiones necesarias para que el subte sea un transporte seguro y eficiente, tanto para sus trabajadores como para los pasajeros”.

¿Recuerdan que hace una semana un tren del Subte se descarriló?

Bueno, resulta que era una formación que tenía que haber estado fuera de circulación desde hace 20 años. De hecho, es una flota del año 1963 de origen español.

Los detalles se dieron a conocer luego de que los legisladores porteños del Frente de Todos, Claudio Ferreño, Cecilia Segura y Javier Andrade, se reunieran con los Metrodelegados para conversar sobre el incidente, la desinversión y la falta de planificación en los subtes porteños.

Para muestra un botón, o mejor dicho, uno accidente: la formación de la que hablamos descarriló en la estación Independencia de la Línea E del Subte, el pasado 20 de octubre, a las 18:30. 

Específicamente, se produjo la rotura de las ruedas del coche, haciendo que el tren se salga de las vías y colisione con el borde del andén.

Los Metrodelegados aseguran que si la formación, que se encontraba circulando con pasajeros, hubiera descarrilado en el túnel o al cruzarse con otro tren de sentido contrario, podría haber sido una tragedia. 

"Lo más urgente es la renovación de la flota. Deben retirar todas las formaciones con amianto que son obsoletas, como la que descarriló", dijo Roberto Pianelli, titular de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y el Premetro, en la reunión que se realizó a través de una plataforma virtual. 

Y continuó: "Era un tren que no estaba en condiciones de circular, estuvo parado desde marzo. Estuvo meses apagado desde el inicio de la pandemia y descarriló por falta de mantenimiento”.

A raíz de la gravedad del suceso y de la falta de información oficial sobre lo sucedido, legisladores del Frente de Todos presentaron un pedido de informes en la Legislatura porteña para conocer por qué estas formaciones se encuentran todavía en circulación, cuál es el plan de acción y de inversión futuro para renovarlos.