icon

En Paraguay piden "evitar lo que está sufriendo la Argentina"

Una administración eficiente, quizás hasta austera, es lo que aconsejan en Paraguay, y le advierten al presidente Mario Abdo Benítez acerca de los riesgos de sus desequilibrios financieros. En un editorial titulado "La peligrosa 'bola de nieve'", el diario ABC, de Asunción, advierte: "El desafío está en evitar lo que está sufriendo la Argentina, que vive sus peores momentos económicos acogotada por sus deudas".

Mario Abdo Benítez ha sido criticado porqque su padre, Mario Abdo, fue el secretario privado de Alfredo Stroessner.​ Cuando éste murió, en 2006, Abdo Benítez propuso que la Junta de Gobierno del Partido Colorado le rindiera tributo al ex líder fallecido.​ Abdo Benítez insistió en que Stroessner «hizo mucho por el país», aunque aclaró que no comparte la violación de los derechos humanos, las torturas y las persecuciones cometidos durante el régimen.

La advertencia en un editorial del diario ABC, de Asunción del Paraguay, es la siguiente:

"Si no se asumen las decisiones radicales necesarias para optimizar el gasto público y generar nuevas fuentes de financiación genuina, no será sorpresa que se venga un nuevo impuestazo, el camino más cómodo para las corruptas administraciones gubernamentales".

Hace menos de 10 años, el Estado paraguayo comenzó a emitir bonos para evitar la austeridad, y ahora irrumpe en escena una legislación que permite el 'bicicleteo' de los vencimientos a través de un programa de nuevos bonos. 

La aprobación en la Cámara de Senadores de una modificación de la Ley N°509/2013 permitió la emisión de bonos hasta 40% del valor nominales de los papeles con garantía del Tesoro en circulación: US$ 2.838 millones.

La fundamentación fue reprogramar los vencimientos de la deuda vigente.

El texto advierte que la deuda pública que en 2013 era el 10,8% del Producto Bruto Interno, en 2018 llegó al 19,7% y ahora se la estima en 33% del PBI. Esto quiere decir que en 7 años aumentó 300%.

Pero con Mario Abdo Benítez parece alcanzar su desequilibrio mayor.

Sin embargo, el endeudamiento no ha alcanzado para equilibrar nada y el déficit fiscal pareciera mantenerse fuera de control.

Por ese motivo, el ABC advierte acerca del peligro de que esto concluya en un impuestazo, en breve.