icon

Los autos usados empeoran la calidad del aire, sobre todo en países pobres

De acuerdo al nuevo informe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), con sede en Nairobi.

El transporte es el sector responsable de practicamente una cuarta parte de las emisiones globales de gases de efecto invernadero vinculadas a la energía.

Entre 2015 y 2018 se exportaron 14 millones de vehículos usados a nivel global. Pero el 80% tuvo como destino países de ingresos bajos y medios.

El problema es que los automóviles, camionetas y colectivos son de mala calidad y contribuyen en gran manera a la contaminación del aire. En consecuencia, van en contra de los esfuerzos por disminuir la emisión de gases de efecto invernadero.

Estas son las principales conclusiones del informe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) publicado hoy. Además añade que los primeros países exportadores de la lista son Estados Unidos, Japón y la Unión Europea.

Del lado opuesto, las regiones que más importan son:

# África 40%

# Europa del este 24%

# Asia y zonas del Pacífico 15%

# Oriente Medio 12%

# América Latina 9%

La ONU también demostró que dos tercios de los 146 países relevados tienen regulaciones débiles o muy débiles respecto a la importación de autos usados.

Al respecto, la directora ejecutiva del PNUMA, Inger Andersen, dijo que "limpiar la flota de vehículos global es una prioridad para lograr los objetivos de calidad del aire y del clima a nivel global y local".

También explicó que "durante años, los países desarrollados han exportado cada vez más sus vehículos usados a países en desarrollo. Debido a que esto ocurre en gran medida sin regulación, se ha convertido en la exportación de vehículos contaminantes".

Algunos ejemplos del problema pueden visualizarse en Gambia, donde la antigüedad promedio de los automóviles está cerca a los 19 años o Nigeria con casi 20, según EFEverde.