icon

"Sin insectos no hay vida", advierten científicos

La Asociación Española de Entomología y Ecologistas en Acción lanzaron una campaña para pedir más investigación y protección para estos animales en peligro. 

Las abejas y avispas son especies cada vez más amenazadas por los agrotóxicos, debido a que los químicos alteran sus capacidades de aprendizaje y memoria. Estas habilidades son imprescindibles para su supervivencia porque sin ellas no pueden encontrar las flores, ni recordar las características de su néctar, ni la ubicación de su colmena.

La pérdida de especies animales es un fenómeno a nivel mundial que preocupa principalmente a biólogos, científicos y ambientalistas. Las investigaciones señalan que la tasa de pérdida de insectos es 8 veces mayor a la de mamíferos, aves y reptiles. Como respuesta, en España lanzaron la campaña "Sin insectos no hay vida". 


Se estima que cada año se reduce la diversidad de insectos en un 2.5%. En España, por ejemplo, de 73 especies de mariposas en 25 años se extinguieron 7 y otras 28 eran muy escasas.

Por otro lado, en todo Europa los abejorros disminuyeron un 24% desde 1990. En Alemania el 75% de la biomasa de voladores desapareció en áreas protegidas, según una investigación de 2017. En Estados Unidos se registró el segundo peor nivel de reducción de abejas entre octubre del año pasado y abril del presente con 22,2% de pérdida de abejas melíferas. 

En este marco, la campaña busca concientizar sobre el riesgo para la vida humana ante la falta de los insectos. El presidente de la Sociedad Española de Entomología aseguró a La Vanguardia que "Si desaparecieran los insectos, científicamente se sabe que en pocas semanas la vida en la tierra se colapsaría". 

Un millón de especies de insectos peligra por el cambio climático, la deforestación, el uso de agrotóxicos.