icon

Las 8 claves para disminuir el colesterol rápidamente

Sumado a la medicación, sigue siendo importante que la persona haga cambios progresivos en su estilo de vida para regular su organismo. 

El hígado produce el colesterol necesario para el cuerpo y no se requiere consumir alimentos que lo proporcionen. Sin embargo, las comidas derivadas de animales, sobre todo las ricas en grasas, pueden otorgan colesterol excedente.

Una de las lecciones que deja la pandemia de COVID-19, es que la salud no significa únicamente no tener enfermedades. Por el contrario, puso en relieve que el bienestar del organismo depende de hábitos cotidianos y simples de vida, que a largo plazo condicionarán a la persona frente a virus y otras afecciones. 


En el contexto actual, en el que entre el 12 y 30 % de los enfermos de coronavirus tiene un grado de afectación cardíaca, es primordial cuidar la salud de este órgano noble. Esto se debe a que a medida que circula más colesterol en sangre, es más difícil para el corazón bombearla correctamente. 

Por consiguiente, el colesterol alto sitúa a la persona con mayor riesgo de enfermedad cardíaca, de infarto y ACV. 

Por eso, las 8 claves primordiales para reducir el colesterol son: 

# Eliminar grasas trans: principalmente en leches, productos cárnicos, comida rápida e industrializados. Generan que se reduzca el colesterol bueno y aumente el malo. 

# Reducir las grasas saturadas: La American Heart Association (AHA) recomienda limitar la ingesta de grasas saturadas al 5-6% de las calorías diarias. Se encuentran en la carne, lácteos como el queso, la manteca y la leche, así como en aceites vegetales, como el aceite de coco.

# Más plant based: frutas, verduras, cereales y semillas para que el cuerpo reciba los nutrientes que necesita. Sobre todo la fibra que, de acuerdo a la AHA, puede ayudar a reducir los niveles de colesterol hasta en un 10% y está presente únicamente en alimentos vegetales. 

# Mayor proteína vegetal: la proteína vegetal puede otorgar los niveles necesarios sin ningún "efecto colateral", a diferencia de la animal. Se encuentra en legumbres, granos como arroz y la quinua, nueces y semillas.

# Adiós a los refinados: los industrializados tienden a tener ingredientes que los hacen almacenables y les dan un sabor deseable, pero también incluyen otros que aumentan el colesterol LDL. 

# Ejercicio: según la AHA solo 150 minutos de ejercicio aeróbico de intensidad moderada por semana ayuda a reducir el colesterol y otros factores de riesgo, como la presión arterial alta. Ligado a este hábito, la misma institución señala que perder al menos el 10% del peso corporal ayuda a mejorar los niveles de colesterol.

# Dejar de fumar: inmediatamente a abandonar la nicotina, el organismo empieza a producir mayor cantidad de HDL o colesterol bueno.

# Medicación: esencial si la persona corre peligro de padecer insuficiencia cardíaca o ACV. El médico se encargará de administrarlo dependiendo del paciente pro siempre debe estar acompañada de cambios del estilo de vida.