icon

Goldman Sachs admite corrupción y por la multa castiga a sus ejecutivos bajándoles el salario

Goldman Sachs admitió que violó las leyes de corrupción de USA, acordó pagar miles de millones de dólares a los reguladores globales y castigó a sus altos ejecutivos, resolviendo uno de los mayores escándalos en la historia de Wall Street.

El hoy prófugo Jho Low y la influencer Paris Hilton.

La Ferrari blanca que el hoy prófugo Jho Low le regaló a Kim Kardasian por motivos desconocidos.

Goldman acordó pagar US$ 2.900 millones a funcionarios en 4 países para poner fin a una investigación de 1 año sobre sus relaciones con el fondo de inversión de Malasia,  1MDB, en el corazón de una red mundial de sobornos. Su cheque al gobierno de USA es la multa más grande jamás pagada.

El Departamento de Justicia presentó un caso que preparó durante años, detallando una red de corrupción que se extendía desde el sudeste asiático hasta Hollywood y pasó por Goldman Sachs: se robaron miles de millones de dólares de 1MDB y se pagaron más de US$ 1.600 millones en sobornos.

2 banqueros de Goldman —Timothy Leissner, quien se declaró culpable y está esperando sentencia, y Roger Ng, quien ha mantenido su inocencia y está listo para ser juzgado el próximo año— han sido acusados ​​penalmente por el escándalo: ellos estaban enamorados de los honorarios que llegaban de 1MDB, y decidieron ignorar las señales de advertencia de fraude.

Este caso también trata sobre la forma en que nuestras instituciones financieras conducen sus negocios”, dijo Seth DuCharme, el fiscal federal interino en Brooklyn. "Se trata de recordarle a la gente dónde están los límites del juego limpio".

Reputación dañada

Goldman anunció que recuperaría al menos US$ 175 millones reduciendo sueldos y bonificaciones de ejecutivos actuales y anteriores, incluido David Solomon, el N°1 del banco; y su predecesor, Lloyd Blankfein.

Para comenzar, Solomon, el presidente John Waldron, el director financiero Stephen Scherr y el director de negocios internacionales de Goldman, Richard Gnodde, perderán US$ 31 millones de los pagos 2020, dijo el banco (es un tercio de lo que se les pagó en 2019).

Se recuperarán las bonificaciones ya pagadas al Sr. Blankfein, el ex director financiero David Viniar y 2 altos ejecutivos en el momento de los acuerdos de 1MDB que se jubilaron. 

También deberá devolver dinero Gary Cohn, un ex ejecutivo cuyas futuras bonificaciones se pagaron cuando se unió a la Administración Trump en 2017.

El acuerdo con los reguladores es el 1er. acuerdo criminal en la historia de Goldman como empresa pública (que cotiza en Bolsa), castigado por ignorar múltiples señales de alerta sobre las recaudaciones multimillonarias que organizó para el fondo estatal 1Malaysia Development Berhad.

Los tratos de Goldman con el fondo, conocido como 1MDB, le costarán más de US$ 5.000 millones en multas financieras y una caída en su reputación. 

El fondo se lanzó hace una década con grandes planes para reactivar la economía de Malasia pero, en cambio, dicen los fiscales, se convirtió en una alcancía para los funcionarios del gobierno, los banqueros de inversión y un grupo internacional de cómplices de alto nivel.

En la corte federal de Nueva York, la subsidiaria malaya de Goldman se declaró culpable de conspirar para violar las leyes contra el soborno. Pero el acuerdo con las autoridades le permite al banco evitar otro procesamiento por el mismo cargo, que podría haber paralizado su negocio.

Para calmar a los accionistas, Goldman dijo que recortaría las bonificaciones para el presidente ejecutivo David Solomon y sus 3 principales lugartenientes y recuperaría millones de dólares en pagos anteriores otorgados al ex, Lloyd Blankfein, y otros ejecutivos. 

"Siempre debemos permanecer abiertos a la mejora, aprender de nuestros errores y aceptar las consecuencias cuando fallamos", dijo Solomon en un comunicado.

La historia

En 2012 y 2013, Goldman ayudó a 1MDB a recaudar US$ 6.500 millones mediante la venta de bonos a inversionistas. 

Los fiscales dicen que gran parte de ese dinero fue robado por un asesor del fondo llamado Jho Low, con la ayuda de 2 banqueros socios de Goldman, a los gobiernos de Malasia y Emiratos Árabes Unidos. 

Low, quien ha negado las acusaciones en su contra, está huyendo de la Justicia estadounidense.

Casi US$ 700 millones terminaron en la cuenta bancaria del 1er. ministro de Malasia, quien luego fue condenado por abuso de poder. 

Funcionarios estadounidenses dijeron que Goldman había jugado un "papel central" en el saqueo de 1MDB y sostuvieron que debería haber detectado señales de advertencia que podrían haber evitado al menos parte el robo de US$ 2.700 millones del fondo.

"El personal del banco permitió que este esquema prosiguiera pasando por alto o ignorando una serie de señales de alerta muy evidentes", dijo Brian Rabbitt, director interino de la división criminal del Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Goldman ya había considerado deshonestos a sus ejecutivos Timothy Leissner, quien se declaró culpable y espera sentencia, y Roger Ng, quien será juzgado en 2021— como empleados deshonestos pero aceptó las declaraciones de Leissner. 

Después de que artículos en The Wall Street Journal y otras publicaciones plantearon preguntas sobre los acuerdos de 1MDB, Goldman no investigó los acuerdos de bonos ni por qué Low, que ya había sido rechazado por el banco como cliente privado, estaba involucrado.

Los ejecutivos hablaron sobre presuntos sobornos en conversaciones grabadas por Goldman, incluida una en la que un empleado le dijo a un alto ejecutivo que estaba molesto por la información de que un acuerdo que involucraba a 1MDB se estaba demorando porque un participante estaba buscando un soborno. 

“¿Qué tiene eso de inquietante? No es nada nuevo, ¿verdad?", respondió el alto ejecutivo, según el Departamento de Justicia.