icon

California actualiza datos que mejoran la estadística de empleo en USA pero otros datos preocupan mucho

Los estadounidenses que solicitaron subsidios por desempleo se redujo por 3ra. vez en 4 semanas, lo que sugiere que el mercado laboral aún se está recuperando gradualmente mientras se mantiene lejos de su salud antes de la pandemia. El progreso de la semana pasada fue generalizado en todos los estados y California reanudó la presentación de informes después de una pausa, ofreciendo cifras que mejoraron el panorama general del empleo. Las solicitudes iniciales de desempleo en los programas estatales regulares se redujeron a 787.000 en la semana que terminó el 17/110, según datos del Departamento de Trabajo del jueves 22/10. Sin ajustes por fluctuaciones estacionales, las solicitudes se redujeron en alrededor de 73.000.

"Las cifras son un signo positivo de cierta mejora en el mercado laboral después de un aumento preocupante en las solicitudes durante la semana anterior. Pero un nuevo aumento de las infecciones por coronavirus en todo el país y un estancamiento prolongado sobre un nuevo estímulo fiscal amenazan con limitar los avances en los próximos meses."

El grupo total de estadounidenses que reciben beneficios estatales de desempleo en curso, se redujeron en 1,02 millón, totalizando 8,37 millones en la semana que terminó el 10/10.

En general, el mercado laboral tuvo un repunte fuerte, pero parcial, entre julio y septiembre, recuperando más de la mitad de los 22 millones de empleos perdidos en marzo y abril. Pero el ritmo de esas ganancias disminuyó desde entonces y las cifras de solicitudes de desempleo indican que el impulso se está desacelerando aún más. Eso es consistente con las expectativas de los economistas de un período prolongado de lenta recuperación.

En esta ocasión, las solicitudes informadas por California, las primeras cifras actualizadas del estado desde que detuvo el procesamiento durante 2 semanas para mejorar la prevención del fraude, han ayudado mucho. 

El número de personas que reciben beneficios a través de programas estatales, que cubren a la mayoría de los trabajadores, ha disminuido en las últimas semanas a los niveles más bajos desde finales de marzo. 

Esto es consistente con la actitud de muchos empleadores que convocan a los trabajadores licenciados a principios de 2020, y algunos, como los minoristas en línea y las empresas de logística, agregan personal. 

Sin embargo, también podría reflejar que algunos trabajadores desempleados a largo plazo pierden la elegibilidad para dichos programas, que generalmente tienen un límite de 6 meses o menos.

Un 2do. programa pandémico paga 13 semanas adicionales de beneficios a las personas que han agotado los beneficios regulares por desempleo. La inscripción en ese programa aumentó en las últimas semanas. Eso sugiere que parte de la disminución en los beneficiarios de beneficios estatales representa a los trabajadores que han agotado la cantidad máxima de pagos disponibles a través de esos programas.

Recuperación más lenta

La disminución en las solicitudes coincidió con un aumento de los estadounidenses que reciben compensación por desempleo de emergencia pandémica, un programa federal que proporciona 13 semanas adicionales de beneficios.

Las nuevas solicitudes por desempleo y los pagos aún permanecen por encima de los picos prepandémicos, pero han disminuido significativamente desde abril/junio, cuando la pandemia de coronavirus y los cierres relacionados hicieron que ambas medidas se elevaran a los niveles más altos registrados en la década de 1960.

Las cifras son un signo positivo de cierta mejora en el mercado laboral después de un aumento preocupante en las solicitudes durante la semana anterior. 

Pero un nuevo aumento de las infecciones por coronavirus en todo el país y un estancamiento prolongado sobre un nuevo estímulo fiscal amenazan con limitar los avances en los próximos meses.

"Finalmente estamos viendo la tendencia bajista en las solicitudes iniciales, lo que nos lleva de regreso a los niveles vistos en ciclos anteriores", dijo Michael Englund, economista jefe de Action Economics LLC. 

Pero "las solicitudes iniciales se mantendrán elevadas a causa del aumento de la rotación de puestos de trabajo que está ocurriendo".

“La recuperación del mercado laboral se ha estancado y podría estar comenzando a revertirse”, dijo Alfredo A. Romero, economista de la Universidad Estatal A&T de Carolina del Norte.

“Se ha permitido que la economía vuelva a abrirse”, dijo. "Pero la pregunta sigue siendo si la gente estará dispuesta a regresar, a comer en un restaurante o ir de compras a un centro comercial, especialmente ahora que se acerca el clima más frío y los casos están aumentando".

La mayoría de los economistas encuestados por The Wall Street Journal a principios de octubre dijeron que no esperaban que el mercado laboral recuperara hasta 2023 todos los empleos perdidos como resultado de los cierres relacionados con el coronavirus. Esta fue una línea de tiempo más lenta de lo que los economistas predijeron hace 6 meses.

Si bien el número de trabajos publicados ha aumentado, siguen siendo 15,3% más bajos que igual período de 2019, según el sitio de búsqueda de empleo Indeed.com,en su informe al 16/10.