icon

Remedios naturales para la gripe y el resfrío que pueden probarse en casa

En general las personas se recuperan solas con el pasar de los días, pero algunos tratamientos naturales pueden acelerar el proceso fortaleciendo la respuesta del sistema inmune.

La gripe es una enfermedad infecciosa respiratoria que se diferencia de la COVID-19 porque en este caso aparecen síntomas como la pérdida de olfato y gusto, aunque solo se puede diferenciar exaustivamente con un test. Para la OMS la mayor distinción es el porcentaje de mortalidad, aun elaborándose.

De acuerdo a la evidencia científica disponible, los mejores remedios naturales para ayudar al organismo a recuperarse de la gripe son:

# Descansar: la forma más fácil de ayudar al cuerpo a recuperarse. 

# Hidratarse: dado que existe la posibilidad de deshidratación deben ingerirse ciertos alimentos ricos en líquidos y beber mucha agua.

# Enjuagues nasales: con un Neti Pot u otro dispositivo de enjuague nasal para eliminar las partículas virales y otros desechos de la nariz.

# Humidificadores: en ambientes húmedos se puede ayudar a mantener húmedas las vías respiratorias y mantener el flujo de moco. Se puede realizar en un baño tibio o con un humidificador personal.


Además hay elementos de la naturaleza como plantas y extractos con propiedades antivirales que mejoran la respuesta inmunológica del cuerpo Por ejemplo, frutos rojos, hojas de la equinácea, regaliz, diente de león, ajo, jengibre, miel, eucalipto, orégano, té verde, entre otros. 

Otros elementos accesibles en suplementos son:

# Ginseng: puede reducir la gravedad de los síntomas de la gripe y su duración.

# Zinc: contiene antioxidantes que pueden reducir la duración y la gravedad de las infecciones por influenza. Puede tomarse por suplemento o en alimentos como: porotos, nueces, cereales integrales, productos lácteos. Nunca debe ser aplicado vía nariz porque puede generar secuelas en el olfato. 

# Vitaminas C y D: las aliadas contra el coronavirus también sirven para otras infecciones. La C se encuentra en cítricos o los alimentos y bebidas enriquecidos. Y la D en pescados grasos, queso, yemas de huevo y productos lácteos fortificados. La exposición prudencial al sol también hace que la piel produzca vitamina D.

# Anís estrellado: tiene ácido shikímico que se utiliza para fabricar medicamentos antivirales.

# Canela: originaria de la medicina tradicional japonesa con efectos antivirales es un ingrediente seguro de alimentos.

# Probióticos: especialmente las cepas de Bifidobacterium, ayudan a fortalecer la respuesta inmunitaria al cambiar los niveles o tipos de bacterias intestinales y reducir la inflamación. También otras cepas como Lactobacillus acidophilus y L. brevis. Se encuentran en productos o suplementos fermentados.