icon

Arce dice que intentará no devaluar el boliviano y bajará el IVA a 8 por ciento

En la Argentina se habla más de Evo Morales que en Bolivia, donde aún se están contando los sufragios y existe una decisión muy concreta de los líderes políticos de empoderar a Luis Arce para conduca un período de pacificación nacional. Precisamente esos referentes afirman que es malo que ocurra con Arce un deterioro de poder y credibilidad tal como le sucede a Alberto Fernández en la Argentina, ya que el poder se encuentra en Cristina Fernández de Kirchner. Hasta el mediodía de este miércoles, y con cerca del 90% de avance en el cómputo oficial de las actas, el Movimiento Al Socialismo (MAS) encabeza los resultados con 25% de diferencia respecto a Comunidad Ciudadana (CC). Luis Arce registra el 54,4%; Carlos Mesa, 29,3%; y Luis Fernando Camacho Vaca, 14,1% de los votos.

Presidente electo de Bolivia, Luis Arce, llega prometiendo bajar el IVA, devolución del IVA a personas de bajos ingresos, pagar el Bono del Hambre y gravar a las grandes empresas.

El presidente argentino, Alberto Fernández, aseguró que que "le encantaría" acompañar a Evo Morales en su retorno a Bolivia, quizás con motivo de la asunción presidencial de su partidario Luis Arce. 

Por ahora, un lento recuento de votos mantiene en espera al Movimiento al Socialismo (MAS) para celebrar el triunfo electoral, ya reconocido por sus rivales. 

Morales salió de Bolivia en noviembre de 2019, y es cierto que Fernández hizo mucho por Morales en momentos difíciles, en los que se temía por la vida del ex Presidente. 

Morales reside en C‍iudad de Buenos Aires junto a sus hijos, y manifestó que "tarde o temprano" volverá a Bolivia, aunque no precisó una fecha exacta de regreso. 

Ahora bien, al frente del gobierno boliviano estará Arce, quien fue ministro de Economía, y no sólo debe estabilizar la economía del país sino ejecutar una pacificación nacional que prometió, al frente de un gobierno de unidad nacional.

En Bolivia se observa con preocupación el proceso institucional argentino y no querrían cometer algunos errores similares.

Arce cuenta con un dato interesante: el fiasco electoral del outsider golpista de Santa Cruz de la Sierra, Luis Fernando Camacho Vaca, personaje clave para la destitución de Morales pero que no funcionó en las urnas.

En ese contexto, es interesante una crónica de Fernando Rojas Moreno, en el diario El Deber, de Santa Cruz, acerca de la presentación de Arce en la TV:
 
El candidato presidencial del Movimiento Al Socialismo (MAS) y virtual ganador de los comicios generales 2020, Luis Arce Catacora, en una entrevista en la red televisiva Gigavisión, deslizó parte del paquete de medidas económicas que aplicará, según dijo, para salvar la economía y reconstruir el modelo económico que consideró 'destruido' en 11 meses de gestión del Gobierno de transición.

Dijo que una vez asuma el poder del Ejecutivo volcará la gestión y los esfuerzos para que la economía empiece a funcionar, de tal forma que la ciudadanía comience a obtener ingresos y empleos. “Vamos a reconstruir el modelo económico que lo han destruido. Nos están dejando una crisis en -11% de tasa de crecimiento. Si no nos ponemos a trabajar de inmediato, vamos a estar de 3 a 4 años para salir de todo esto. Ingresos y empleos, es lo inmediato y de lo primero que nos vamos a ocupar”, puntualizó.

Entre las medidas inmediatas, Arce ratificó el pago del Bono Contra el Hambre de 1.000 bolivianos y que después impulsará 3 proyectos de ley que fueron comprometidos y son parte del plan propuesto en la campaña del MAS:

** reducción del 13 al 8% del pago del Impuesto del Valor Agregado (IVA) a quienes lo consuman con tarjetas de crédito o débito,ç
** su devolución a personas de bajos ingresos, y
** un impuesto a las grandes fortunas.

Sobre la consulta si devaluará el boliviano frente al dólar, Arce respondió: “En la medida de las posibilidades, por supuesto que no, pero que para estar seguro tiene que haber crecimiento económico y medidas de sustitución de importaciones y otras medidas que hemos propuesto con el fin de que no se devalúe. Lo escuché al ministro de Economía que decía que hay que devaluar, él debe tener información que nosotros no conocemos y que debe estar poniendo en riesgo la economía o aceptando una recomendación del FMI.

Ante la insistencia de si es una posibilidad de que él como presidente devalúe la moneda boliviana frente al dólar, Arce dijo: “Si fuese inevitable… Imagínese si estamos en una catástrofe… Nosotros queremos evitar eso”.

Él sostuvo que los indicadores económicos ‘empeoraron mucho’ en los 11 meses del Gobierno de transición que deja un país en -11% de tasa de recesión. “Ni en la década de los años 80, durante el gobierno de Hernán Siles Suazo y la Unión Democrática y Popular (UDP) que fue uno de los peores momentos económicos del país, alcanzamos esa tasa de decrecimiento y una triplicación de la tasa de desempleo, de 4% a 12%”, puntualizó.

“Realmente los indicadores a mí me asustan, es la primera vez que estamos viendo indicadores tan graves. Nunca habíamos visto un -11%. Es muy preocupante la magnitud de la crisis que vamos a enfrentar”, aseveró Arce, en referencia a que los gobiernos de derecha no saben manejar la economía.