icon

A Maduro se le "hunde" el barco y temen catástrofe... ambiental

Se trata del tanquero Nabarima. Las imágenes hablan por sí solas: se ve inclinado. El peligro de que se hunda ha alarmado a Gobiernos y grupos ambientalistas, por un posible derrame de los 1,3 millones de barriles de crudo a bordo de la instalación petrolera. Ha trascendido que PDVSA planea transferir el crudo de barco a barco.

El buque está en el golfo de Paria. Las imágenes del Narabima inclinado se hicieron virales. Ahora el Gobierno de Venezuela planea descargar crudo de la instalación flotante, según Reuters. De todas formas, se teme que haya otro desastre ambiental, como hace 2 meses en las costas venezolanas. Foto: @BoletinPetroleo

Así van los hechos.

El tanquero Nabarima, con aproximadamente 1.300.000 barriles de petróleo amenaza con hundirse en el golfo de Paria, entre Venezuela y Trinidad y Tobago.

El hecho se hizo público a mediados de octubre. 

Una foto tomada el 13 de ese mes, muestra al buque cisterna inclinándose peligrosamente, divulgó Conflicts News Worldwide en su cuenta de Twitter.

La imagen fue proporcionada por Gary Aboud, secretario corporativo de Fishermen and Friends of the Sea, organización ambientalista de Trinidad y Tobago. “Es inestable y se hunde”, aseguró.

A raíz de esto, Eudis Girot, director ejecutivo de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros de Venezuela también denunció el hecho en su cuenta de Twitter: "Se hunde Narabima, es una plataforma de almacenamiento tiene 1.300.000 barriles de petróleo a bordo a punto de derramarse y causar una terrible catástrofe mundial desde golfo de Paria y el Caribe. Condiciones paupérrimas y profundo deterioro, cubierta inferior y equipos 3 metros bajo agua".

Esta instalación flotante de almacenamiento y descarga (FSO) es operada por la empresa mixta Petrosucre, una asociación entre la estatal venezolana PDVSA y la italiana Eni.

Desde el gobierno de Trinidad y Tobago indicaron: “Nuestro Gobierno mantiene su preocupación ante la amenaza que podría provocar este accidente al ambiente”.

Ya Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, habría enviado a varios miembros de Zona Operativa de Defensa Integral Marítima e Insular Atlántica para revisar el FSO que se hunde.

No obstante, no han dado declaraciones al respecto.

¿Cuál es el plan?

Según Reuters, la estatal venezolana Petróleos de Venezuela planea descargar crudo de la instalación flotante mediante transferencia de barco a barco, en medio de preocupaciones ambientales.

Al menos dos remolcadores, que se utilizan con frecuencia para facilitar las operaciones, estaban cerca de Nabarima el pasado lunes, según los datos de seguimiento de Refinitv Eikon.

También mostraron que un petrolero administrado por PDV Marina, el Aframax Icaro, se dirigía a Guiria, en el golfo de Paria. Una de las fuentes de Reuters dijo que el Icaro estaría involucrado en la operación, posiblemente junto con otro petrolero.

Ahora bien, Fishermen and Friends of the Sea, el grupo que advirtió sobre un posible derrame, indicó el lunes que había recibido imágenes que mostraban que la inclinación se había corregido desde entonces y que el barco estaba en posición vertical.

Aunque, persiste el temor de que haya un nuevo desastre ecológico en una gran reserva forestal mundial.

Recordemos que hace tan sólo 2 meses, hubo un derrame en la refinería El Palito (Venezuela) cubriendo de crudo un tramo de 15 kilómetros de playas en el Caribe.