icon

Será múltiple el ataque a Google que comienza hoy martes 20

u24news ya informó más temprano que el Departamento de Justicia estadounidense, sobre el final de la campaña electoral, presenta una demanda antimonopolio contra Google. El fiscal general William Barr, cuya permanencia depende del resultado en los comicios, acusará a Google de conducta anticompetitiva para preservar los monopolios en búsquedas y publicidad en búsquedas, según altos funcionarios de Justicia. Pero, en verdad, esto trasciende a la Administración Trump. Será un ataque múltiple contra Google. El fiscal general de Texas, Ken Paxton, está preparando una queja contra la empresa por su conducta en el mercado de la publicidad digital, donde controla gran parte de la tecnología utilizada por anunciantes y editores para comprar y vender anuncios gráficos en la web. Otro grupo de fiscales generales estatales, incluidos los de Iowa y Colorado, están preparando un caso antimonopolio separado contra el negocio de búsquedas de Google, informó Bloomberg.

Larry Page y Sergey Brin, cofundadores y accionistas de control de Alphabert, propietaria de Google. Se supone que se han estado preparando para el caso.

Dato 1

El Departamento de Justicia informó a los fiscales generales estatales sobre el caso a fines de septiembre, según un informe de The Washington Post. Se espera que más de 10 fiscales generales estatales firmen el caso, según el Journal, pero es probable que otros presenten cargos antimonopolio por separado.

Dato 2

Google se ha enfrentado a acciones antimonopolio antes, pero nunca a esta escala. Google también se ha enfrentado a una serie de multas de los reguladores de la Unión Europea, que incluyen 1.500 millones de euros por su política de AdSense, 4.300 millones de euros por paquetes de software en Android y 2.400 millones de euros por manipular los resultados de compras en la búsqueda de Google.

Dato 3

Google recibió críticas significativas de los legisladores en la audiencia antimonopolio de tecnología del Congreso en julio , lo que sugiere que la compañía puede tener pocos aliados en Washington. En los comentarios de apertura, el representante David Cicilline (D-Rhode Island) acusó a la empresa de utilizar su posición privilegiada como motor de búsqueda para aplastar a los competidores en otras áreas. "Es el modelo de negocio de Google el que es el problema", dijo Cicilline. "Nuestros documentos muestran que Google evolucionó de un torniquete al resto de la web a un jardín amurallado que mantiene cada vez más a los usuarios dentro de sus sitios".

El caso

Tal como ya ha informado esta mañana 20/10 u24news, la FTC (Comisión Federal de Comercio ), que comparte la autoridad antimonopolio con el Departamento de Justicia, pasó más de un año investigando a Google, pero a principios de 2013 decidió no presentar su caso.

La FTC había recibido quejas de que Google había incurrido en un "sesgo de búsqueda" al favorecer sus propios servicios y degradar a sus rivales. Pero los abogados afirmaron que ganar el caso precisaba de más datos que no había y todo quedaría solamente en las expectativas del inicio del caso. Perder un caso así podría tener consecuencias negativas para el FTC.

Pero ahora el Departamento de Justicia no se enfocará en una teoría de sesgo de búsqueda, de anticipa, aunque el jefe antimonopolio del Departamento, Makan Delrahim, se recusó en el caso porque Google fue brevemente un cliente suyo en el pasado.

La Administración Trump afirma que Google, una unidad de negocios de Alphabet Inc., tiene una red ilegal de acuerdos comerciales excluyentes y entrelazados que limitan cualquier competencia.

Se supone que demostrará con pruebas que Google utiliza miles de millones de dólares para pagar a fabricantes, operadores y navegadores de teléfonos móviles para mantener a Google como su motor de búsqueda predeterminado.

El resultado es que Google tiene la primera posición en búsquedas en millones de dispositivos estadounidenses, impidiendo la competencia de cualquier otro posible rival.

También se afirmará que la aplicación de búsqueda de Google está precargada, y no se puede eliminar en los teléfonos móviles que ejecutan su sistema operativo Android (es de Alphabet). 

El gobierno alegará que Google prohíbe ilegalmente que las aplicaciones de búsqueda de la competencia se carguen previamente en teléfonos, y que al respecto hay acuerdos de reparto de ingresos.

La defensa

Google ha evitado siempre cualquier enfrentamiento con el gobierno.

Google posee o controla los canales de distribución de búsqueda que representan alrededor del 80% de las consultas de búsqueda en USA, dijeron los funcionarios. 

Pero es improbable que la empresa retroceda ante una pelea legal. Es posible que se haya estado preparando desde hace meses para una eventual demanda.

La compañía ya ha argumentado que enfrenta una fuerte competencia en sus diferentes operaciones y que sus productos y plataformas ayudan a las empresas pequeñas y grandes a llegar a nuevos clientes.

La defensa de Google siempre fue que sus servicios se ofrecen a los consumidores a un costo mínimo o nulo, lo que socava el argumento antimonopolio tradicional sobre los posibles daños en los precios para quienes usan un producto.

Luego, a no hacerse ilusiones: el caso contra Microsoft estuvo 20 años en los tribunales y terminó en un acuerdo extrajudicial por el que ocurrieron concesiones de Microsoft que no restaron su poder. El caso contra Microsoft comenzó en 1998, el año de la fundación de Google.

Sus cofundadores Larry Page y Sergey Brin renunciaron a sus funciones de gestión en 2019 y entregaron el comando a Sundar Pichai, nacido en India que al principio de su carrera ayudó a presentar las quejas antimonopolio de Google sobre Microsoft a los reguladores.

Page y Brin permanecen en el directorio de Alphabet y en control efectivo de la compañía por su volumen de acciones, junto al ex CEO, Eric Schmidt.

En USA, los fiscales generales estatales están investigando por separado a Google, y siguen de cerca a Facebook Inc., Apple y Amazon.com Inc. 

Se espera que más de 10 fiscales generales estatales se unan al caso del Departamento de Justicia

Según WSJ, en Washington está surgiendo una creencia bipartidista de que el gobierno debería hacer más para vigilar el comportamiento de las principales plataformas digitales que controlan herramientas de comunicación y comercio ampliamente utilizadas.