icon

Microsoft y SpaceX se unen para luchar en el espacio contra Amazon

Microsoft (MSFT -0.03%) se está asociando con SpaceX de Elon Musk y otros mientras el gigante del software abre un nuevo frente en su batalla de la computación en la nube con Amazon (AMZN +0,01%) dirigidos a los clientes espaciales.

Microsoft dará una mano en lo que es conectar y desplegar nuevos servicios utilizando enjambres de naves espaciales de órbita baja que propone SpaceX y flotas más tradicionales de satélites que rodean la Tierra a mayores altitudes. La iniciativa de Microsoft dirigida a empresas espaciales comerciales y gubernamentales, lanzada formalmente hoy 20/10, se produce unos tres meses después de que Amazon Web Services, la unidad en la nube del minorista electrónico, revelara su esfuerzo centrado en el espacio.

Un cohete SpaceX que transportaba satélites para su red Starlink se lanzó en Cabo Cañaveral, Florida, en marzo.

Algunas personas con conocimiento han proyectado que los ingresos generales de los servicios en la nube, relacionados con el espacio, podrían sumar alrededor de US$ 15 mil millones para fines de la década, al menos varias veces más altos que los niveles actuales.

La competencia en la nube entre Amazon y Microsoft se ha intensificado en los últimos años. La pandemia ha intensificado la lucha a medida que las empresas aceleran su cambio en la nube y toman decisiones de proveedores que duran años en algunos casos. A su vez las agencias militares y de inteligencia están subiendo el gasto en una variedad de proyectos espaciales.

El espacio es solo el área más reciente donde los dos gigantes de las nubes se enfrentan cara a cara. Amazon lanzó una unidad de negocios dedicada en asegurar contratos relacionados con el espacio en junio. Amazon ya tiene a Maxar Technologies y Capella Space como clientes, lo que ayuda a administrar los datos provenientes de los satélites.

El objetivo de Microsoft es crear redes seguras e integradas, vinculando varias capacidades en la nube, espaciales y terrestres. El sistema acumularía y analizaría una enorme cantidad de datos, respaldando misiones como la vigilancia de desechos espaciales, advertencias de misiles, control de órbitas satelitales comerciales, etcétera.

El WSJ informó que además de trabajar con SpaceX "Microsoft dijo que está en sociedad con SES SA de Luxemburgo, que opera por separado una red de satélites más grandes significativamente más lejos de la Tierra bajo la marca O3b. Los ejecutivos de Microsoft se negaron a revelar el tamaño de su inversión anticipada, pero la iniciativa apunta a algunos de los esfuerzos de seguridad nacional de más rápido crecimiento en el espacio, a veces aprovechando la inteligencia artificial".