icon

Luego de la apertura del puente con Brasil, Paraguay reclama por el que comunica con Posadas

El jueves 15/10, Brasil y Paraguay abrieron el Puente de la Amistad, luego de 7 meses de clausura a causa del Covid-19. Hay rigurosos controles pero un fluido tránsito para el ingreso a territorio nacional. Ahora Paraguay quiere algo similar en el puente entre Posadas y Encarnación.

Puente de la Amistad, entre Ciudad del Este y Foz do Iguaçu. Su habilitación provocó alegría y expectativa para el sector comercial de Ciudad del Este, severamente afectado en la zona Este del país.

El Puente Internacional San Roque González de Santa Cruz es un puente carretero y ferroviario sobre el río Paraná, que comunica a la ciudad de Posadas, Provincia de Misiones, Argentina; con la ciudad de Encarnación, Departamento de Itapúa, Paraguay. En conferencia de prensa, comerciantes, paseros, mesiteros, casilleros, cambistas, taxistas y mototaxistas de Encarnación (Paraguay) urgieron la reapertura de la frontera. Además, denunciaron que el Gobierno no ha demostrado interés en llevar adelante ningún plan de reactivación económica para esta zona.

El presidente Abdo Benítez logró implementar el plan de apertura total del Puente de la Amistad por un periodo de tres semanas, a modo de prueba y sólo para actividades comerciales.

En Paraguay hay un cordón sanitario desde la cabecera del puente hasta el Km. 30 en Minga Guazú y hasta las ciudades de Hernandarias y Presidente Franco. 

El horario es de 05:00 a 14:00 para el ingreso y hasta las 18:00 para la salida de Paraguay hacia Brasil.

Pero por ahora no está prevista la reapertura del Puente Internacional San Roque González de Santa Cruz.

Sin embargo, cuando se habilite el paso fronterizo, quienes ingresen a la Argentina por el viaducto que une Posadas con Encarnación deberán cumplir un protocolo sanitario que incluirá seguro de salud o seguro del viajero para atención médica, exhibir la App Misiones Digital, el pasaporte sanitario con el examen de Covid-19 negativo, y las solicitudes de circulación se analizarán caso por caso.

Sin embargo, más allá de las prevenciones, en una conferencia de prensa, comerciantes, paseros, mesiteros, casilleros, cambistas, taxistas y mototaxistas de Encarnación (Paraguay) urgieron la reapertura de la frontera en el Puente Internacional. 

Además, denunciaron que el Gobierno paraguayo no ha demostrado interés en llevar adelante ningún plan de reactivación económica para esta zona.

Los trabajadores dijeron que precisan algún plan del Gobierno para salir de la crítica situación económica.

Queja

Las acusaciones públicas de “falta de empatía” pronunciadas por el gobernador de Itapúa (Paraguay), Juan Schmalko, acusando a su par de Misiones (Argentina), Oscar Herrera Ahuad, por propiciar restricciones en el ingreso a Posadas por el Puente, provocó una respuesta del argentino, acerca de la solidaridad misionera que aún en pandemia sigue atendiendo en forma gratuita a pacientes paraguayos.

Además, Herrera Ahuad difundió la mencionada batería de medidas que se preparan para la nueva circulación por el viaducto, que ya no será como antes de la pandemia.

No podían resultar más inoportunas las palabras del gobernador de Itapúa (Paraguay) Juan Schmalko, acusando a las autoridades de Misiones de carecer de empatía con sus vecinos encarnacenos por mantener cerrado el puente Posadas – Encarnación basado en cuestiones sanitarias, decisión que tras 7 meses de mantenerse generó un impacto negativo muy duro en la economía de la capital itapuense.

El viceministro de Comercio, Pedro Mancuello, dijo que su cartera estuvo involucrado en el proceso de establecer el mecanismo de comercio online delivery con Brasil. 

Él indicó que en zonas de frontera hubo clamor para que turistas ingresen físicamente y eso ha sido liberado, pero fue un proceso más bien político y que el presidente de nuestro país debe hablar con el de Brasil para la apertura de la frontera de consenso.

En el caso de Argentina, refirió que la situación es otra, porque mantiene su frontera cerrada. Recordó que estuvo 2 o 3 veces con la ministra Liz Cramer en Encarnación, donde se reunieron con gremios. “Ahí escuchamos también a mucha gente expresar que no quieren que se abra la frontera. Los que quieren esto son los paseros y comercio vinculado”, recalcó.