icon

Un futuro sostenible cada vez más cerca con estas pilas biodergradables

La creación de baterías de papel acerca la posibilidad de prescindir de dispositivos electrónicos sumamente nocivos para el medioambiente.

Se corroboró que la pila "verde" puede degradarse sumergida en el agua sin ayuda de ningún otro químico.

Los creadores de la pila “verde” creen que tiene el potencial de ser la batería del futuro. Se trata de una batería biodegradable hecha de papel, una promesa para reducir los desechos contaminantes de dispositivos electrónicos y alcanzar la sustentabilidad.

Los investigadores de la Universidad de Binghamton de Nueva York publicaron el desarrollo en la revista Advanced Sustainable System, luego de varios años de búsquedas y ensayos.

El desafío no era fácil, buscaban crear una pila biodegradable que resuelva los problemas ecológicos de la tecnología.

Pero el profesor Seokheun Choi, del Departamento de Ingeniería Eléctrica y Computación, y el profesor Omowunmi Sadik, del Departamento de Química, trabajaron de forma conjunta para lograr el objetivo.

La pila producida usa concretamente polímeros poliácidos (ámico) y poli (dianhídrido piromelítico -p- fenilendiamina). Para probarla la sumergieron en agua y comprobaron que tiene la capacidad de degradarse sin ayuda de ningún otro producto.

En National Geographic aseguran que “desafortunadamente se ha ido incrementando considerablemente en los últimos años el uso de la pila”. Sin embargo, el invento futurista es una promesa para un mundo sostenible.

La investigación se realizó en el Centro de Investigación en Tecnologías Avanzadas de Detección y Sustentabilidad Ambiental con el apoyo de la National Science Foundation (Fundación Nacional para la Ciencia en español).