icon

Al menos en las fotos, la Naturaleza no se rinde

El concurso de Fotógrafo de Vida Silvestre del Año, fundado en 1965, es una vidriera internacional anual de la mejor fotografía de naturaleza. En 2020, el concurso atrajo a más de 49.000 imágenes desde todo el mundo. El premio es desarrollado y producido por el Museo de Historia Natural de Londres. Los propietarios y patrocinadores han tenido una vez más la amabilidad de compartir las siguientes imágenes ganadoras y elogiadas de la competencia de este año. El sitio web del museo tiene imágenes de años anteriores y más información sobre el concurso y la exposición actual. Los fotógrafos y los organizadores de WPY proporcionan los subtítulos, y están ligeramente editados por estilo.

El fotógrafo del año 2020 es Sergey Gorshkov, de Rusia, que cautivó al jurado con la imagen de una tigresa de Amur abrazando el tronco de un abeto de Manchuria en el lejano este de Rusia. Los tigres de Amur, también llamados tigres siberianos, solo se encuentran en esta región del país; los Gorshov tardaron 11 meses en capturar este momento con cámaras ocultas.

Foto de Mogens Trolle: joven mono narigudo disfrutando de la luz del sol; ganó el mejor retrato animal. Los monos narigudos están en peligro de extinción y solo se pueden encontrar en la isla de Borneo, en el sudeste asiático, y en las islas cercanas. La nariz característica de este joven macho crecerá tanto que colgará sobre su boca y es posible que tenga que empujarla a un lado para comer.

Songda Cai ganó la categoría de mejor fotografía submarina por su foto de este pequeño calamar, reluciente en oro. El jurado examinó 49.000 fotos de fotógrafos aficionados y expertos de todo el mundo. Es la primera vez en los 56 años de historia de la competencia que los ganadores se anuncian en línea en una transmisión en vivo.

Rana Manduriacu, rara y en peligro de extinción, que se encuentra solo en una pequeña región de Ecuador. El fotógrafo Jaime Culebras capturó a la rana aferrada a una rama durante un aguacero, y ganó la categoría por comportamiento de reptiles y anfibios. Las actividades mineras ilegales amenazan el área donde reside la rana.

Monte Etna de Luciano Gaudenzio, que ganó la categoría de medio ambiente terrestre. Todas las tomas ganadoras del concurso se exhibirán en el Museo de Historia Natural de Londres desde el 16 de octubre de 2020 hasta el 6 de junio de 2021. Los organizadores esperan que brinde una oportunidad para que el público haga una pausa, reflexione y defienda nuestro planeta.

Imagen de Paul Hilton: un macaco joven está encadenado a una jaula en el mercado de aves de Bali después de ser sacado de la naturaleza y vendido como mascota. Hilton ganó el premio al reportero gráfico de vida silvestre por su cobertura de este cruel comercio. El macaco se puede vender legalmente, y a menudo termina en condiciones horribles.

Categoría de invertebrados: foto de Frank Deschandol de 2 especies diferentes de avispas entrando en sus nidos, una al lado de la otra. Estas avispas vecinas, que normalmente no interactúan, fueron capturadas por el fotógrafo, quien había creado un sistema de obturador ultrarrápido para tomar la foto cerca de su casa en Normandía, Francia.

El Museo de Historia Natural de Londres realizó su primera ceremonia virtual en la que se otorga el premio al Fotógrafo de Vida Silvestre del Año. Kate Middleton, su mecenas y una ávida fotógrafa, anunció que entregaría la 56ta. entrega del premio de fotografía de naturaleza más antiguo del mundo. 

Su aparición se produjo al final de una ceremonia en el Hintze Hall del museo organizada por los presentadores de vida silvestre de la BBC, Chris Packham y Megan McCubbin. El premio rinde homenaje a fotógrafos expertos en la naturaleza de todo el mundo por sus imágenes individuales más destacadas.

Aquí algunas de las imágenes 2020.